A palo limpio "Gallo The Producer" contra alcahuetes de Bryant Mayers

Una pelea sin sentido para terminar el fin de semana largo

Una guerra sin sentido entre Gallo The Producer y el trapero Bryant Myers se formó en horas de la noche en el Hotel La Concha cuando el influencer reconocido por quejarse por recortes caros se enredó a puños con unos cuantos alcahuetes del "artista".

A través de las redes sociales, el mismo Gallo choteó su pelea con los alcahuetes de Myers donde se le ve lanzando barre campos a lo loco contra cinco, mientras el trapero lo mira de lejos con cara de que no entiende nada de lo que pasó.

Luego de esto, Gallo publicó un video en Instagram roncando de que le "metió en la cara a los cuatro" caballeros que rescataron a Myers.

View this post on Instagram

@bryanttmyers es un pendejo !!!

A post shared by Gallo The Producer (@gallotheproducer) on

Aquí le dejamos el video de la verborrea narrada por el nuevo influencer de borinquen.

¿Pero por qué la pelea? 

Cuando se publicó el video en las redes muchos no entendíamos porqué diantres se formó este reguero. Por esta razón, el Pedro Zervigón del género urbano: Jorge Pabón "El Molusco" decidió resolver esta incógnita entrevistando a Gallo The Producer quien en la entrevista dijo que en uno de su videos criticó la tiraera que Bryant Myers le hizo a Jhay Cortéz. En conclusión, Gallo está metido en una pelea que ni es suya.

También dijo que a través de mensajes directos, Bryant Myers le dijo: "Dondequiera te voy a mataL". Sin embargo, el muchacho no tiene pruebas de estos mensajes porque no le saca screenshots a las conversaciones para "no ser chota". (Tú sabes porque ante una amenaza no es bueno tener pruebas por si te metes en un lío).

¿Quién es Gallo The Producer? 

Para todos esos lectores de El Calce, que han llegado hasta aquí y no tienen idea de quién es Gallo The Producer, les contamos que este muchacho se hizo viral a principios de la cuarentena por quejarse de los recortes a $50 que cobraron los barberos cuando les cerraron sus salones. Sí, ahora este muchacho ronca de tener motoras y cosas caras, pero por nada del mundo suelta cincuenta pesitos para tener la chola acicalá'.