5 veces que Wanda dijo una cosa, pero hizo otra

La Gobe ha pasado como estudiante destacada en la escuelita de los políticos.

La gobernadora Wanda Vázquez —que insistía en que no era política, sí, claro, ajá— se graduó suma cum laude en el arte de la guerra politiquera, dominando más que todo el capítulo en el librito de los candidatos de decir una cosa y hacer otra.

La Gobe pasó de nivel básico de a nivel avanzado en menos de un año en la clase de “cogemos de p…. hasta los nuestros”, cuyo libro de texto escribió Ricky Rosselló. En su acelerado desarrollo como política, Wanda cuenta con tutoría exclusiva del profesor TibuLapia, el querendón de la izquierda, Tommy Rivera Schatz.

wanda tommy

Aquí algunos de los ejercicios prácticos que la Gobe pasó con altos honores al decir una cosa y hacer otra:

 1. No me interesa ser Gobernadora

El 29 de julio de 2019 ante la renuncia de Ricky por el bochornoso chat de Telegram, Wanda decía que a ella ni la miraran, aunque con los dedos cruzados. “Me reitero, no tengo interés en ocupar el puesto de Gobernadora”, decía Wanda en Twitter, pero con una guiñada establecía que ocuparía el cargo constitucional “de ser necesario”. El resto es historia, Pipo Pierluisi se agenció el salón del trono en Fortaleza, hasta que Tommy en una cruzada que llegó al Supremo lo retrató como usurpador… y Wanda juramentó como Gobernadora. Aunque el Tiburón hizo una movida rápida para sacar a Wanda de La Fortaleza y poner allí a Jennifer González, la recién estrenada gobernadora los reunió a todos y les dejó claro que de allí no la sacaba nadie.

2. No voy a aspirar a la gobernación, me voy a dedicar a gobernar para todos

Con esa promesa, Wanda hablaba en sus primeras entrevistas desde el Salón del Trono sobre cómo no ser política le iba a permitir tender puentes con todos los sectores del país. Para noviembre, ya daba indicios de que le había cogido el gustito a eso de tener mozos, chofer, escolta y alza colas, y empezaba a titubear… pero aún así con los dedos cruzados sostenía que “me mantengo firme” para no aspirar. Decía que “Yo me he comprometido con el pueblo de Puerto Rico, a pesar de que todo el mundo sabe cuál es mi inclinación política. Así que prefiero que transcurran todas las actividades proselitistas y yo me mantengo trabajando, que es el compromiso mío con el pueblo”… sí, Pepe… El 16 de diciembre, en un mensaje por YouTube, la Gobe oficializaba que iba p’alante y te decía “mi maquinaria eres tu”. Con los tenis puestos, arrancó a hacer campaña para pescar votos y cuestionada por la prensa sobre su cambio de postura dijo: “Yo no prometí nada (ríe) yo me expresé sobre cuál era mi sentir en ese momento donde yo dije, pues mire, esta es mi visión, verdad”, dijo Wanda.

 3.¿La estadidad? Fo, eso polariza

En su primera entrevista con Metro como Gobernadora, Wanda juró que venía a tender puentes y que le sacaría el cuerpo a todo lo que dividiera a los puertorriqueños… fue así como dijo en aquel momento que la estadidad polariza. Aquí sus palabras grabadas para la historia: “Ese tema (la estadidad) no es prioritario. No quiero que polarice ninguna posición mía porque yo no quiero que la política forme parte de mi gobernanza. Quiero que forme parte de mi gobernanza lo que sea favorable para todos los ciudadanos en Puerto Rico y que de alguna manera puedan mejorar su calidad de vida”. Ese cuento de hadas le duró poco, pues de inmediato las huestes estadistas enfurecidas reclamaban que una traidora había llegado a La Fortaleza. Fue entonces, que bajo la tutela de Rivera Schatz, Wanda incorporó la estadidad a su vocabulario diario. La cochina y asquerosa colonia pasó a estar en la gestión ideológica de la Gobe, que firmó un proyecto para una consulta estadidad sí o no en las próximas elecciones con la fe puesta para que Estados Unidos acoja esta isla caribeña como el 51 state (o el 52, si D.C. lo consigue primero).

 4. Con los pensionados, real hasta la muerte o hasta que la Junta diga

Aunque la Gobernadora juró a los pensionados que se iba por ellos hasta el fin para que no les tocaran sus pensiones, luego la Junta de Control Fiscal le dio una llamadita y el 27 de septiembre de 2019 en un mensaje televisado apoyó el plan de recortes de 8.5 % a las pensiones. Wanda dijo que no le quedó más remedio porque el recorte era lo menos malo y había que salir rápido de la quiebra. Ahora en campaña electoral y luego del COVID-19, la Gobe retomó el discurso de que no apoya el recorte a las pensiones, pero ¿hasta cuándo será esta nueva postura? Solo la Junta sabe.

 5.No voy a vivir en La Fortaleza

Wanda asumió el poder hablando de gobernanza, diálogo, transparencia y no vivir en La Fortaleza… pero eso duró poco. Fue para finales de octubre que ya la Gobe estaba instalada en la residencia del Palacio de Santa Catalina. Dicen que según pasaban los días, su paladar se iba ajustando a la cocina de los chefs de Fortaleza y que el servicio de los mozos es impecable. También se dio cuenta que allí no tenía que hacer su cama y ni siquiera cocinarle a su marido, que al parecer no cooperaba con su esposa en sus extensas jornadas de trabajo. Esto, pues la propia Wanda comentó en entrevista con Metro a los 100 días de su gestión que ““mi esposo hasta esa hora sin comer o esperándome y fue demasiado sacrificado. Estaba agotadísima”.

Estas cinco instancias preceden al nuevo virazón de la Gobernadora con la reforma electoral, pues se había reunidos con los líderes de los partidos de la oposición y mirándolos a la cara les dijo que no se preocuparan por la medida de Tommy porque ella no firmaría nada sin consenso. Este sábado antes del Día de los Padres, sin conferencia de prensa, la Gobernadora convirtió en ley el proyecto insignia de Rivera Schatz pasándole el rolo a todos los partidos políticos de oposición a menos de dos meses para las primarias y cinco meses para las elecciones. Ahora dice que dijo que el consenso era solo sobre el voto por internet y no sobre los electores de USA que vendrán a P.Erre a votar, o sobre cómo los de mayoría tomen decisiones ellos solos sobre el sistema electoral. ¡Ah, y esas nuevas reglas electorales le aplicarán a ella misma!

Nuestra gobe cada día se supera en ser más consistente que una barra de hielo.