5 papelones que se roban el show en cualquier boda

Cuando pensamos en la celebración de un matrimonio, siempre nos imaginamos esta hermosa boda blanca donde la novia luce perfecta, hay lágrimas de felicidad, un brindis que hable de cuán lindo es el amor, unos votos matrimoniales con las palabras perfectas y todo termina en un gran baile con todos pasándola brutal… pero la mayoría de las veces, eso no sucede.

La novia está histérica porque se comió una tripleta el día anterior y ahora el traje no le cierra, el novio anda con tremendo hangover por culpa de la despedida de soltero, y el papá de la novia está sufriendo porque sabe que es bien probable que todo este desastre termine en un divorcio. Aquí te contamos algunas cosas que pueden sucederte en una boda:

5. La novia llama a las damas porque va a tirar el ramo de flores. Con más empujones de la tía que ganas de participar, las chicas se colocan en posición. La novia hace aguaje de tirar y las coge de bobas. Al segundo intento, siempre hay una chica que brinca como si fueras Dennis Rodman tratando de coger un rebote en la NBA, se alza con los brazos abiertos, no coge el ramo, forcejea con la que lo cogió, y termina formando un motín en el que la novia sale herida tratando de calmar la situación. Y ahí está la novia con la nariz rota y el traje blanco lleno de sangre por un codazo loco.

gifit1469741060453-1d9ce0101a5634ec24bdc28d86ef487c.gif

4. Los novios quieren ser originales, y en vez de la marcha nupcial, escogen una canción diferente y más bailable para su entrada. Cuando les toca su turno, intentan dar sus mejores movimientos y se sienten como Chris Brown y J-Lo, pero la novia se enreda con el traje y se lleva al novio con ella para el piso. Después que están en el piso, y lo que se supone que fuera un acto hermoso, termina siendo un papelón y la pareja no sabe si levantarse e intentarlo otra vez, o pedirle a Papa Dios que su matrimonio no tenga el misma éxito que la estrepitosa caída que acaban de protagonizar.

gifit1469741306679-f98b5410deb122b2199508df5ea401f8.gif

3. La boda fue hermosa, y ahora todos están gozando de lo lindo en la recepción. Siempre hay una tía que va a beber como si no hubiese un mañana, y comienza dándole a las mimosas desde que le están tirando arroz a la novia al salir de la iglesia. En la noche, la tía es la fiesta con tacos, y comienza a dar la coreografía de su vida (o al menos eso ella cree), y todo termina con ella insultando a la familia por ser aburrida, vómitos, una silla o mesa rota y la novia llorando porque le robaron el protagonismo.

gifit1469741674177-9ce70c0efdfab82d8ef22853612440ad.gif

2. La pareja está en el altar, mirándose con ojos brillosos y susurrándose cuánto se aman. El cura habla sobre la importancia del matrimonio, el por qué deben siempre amarse y les recuerda que la infidelidad se paga con una eternidad en el infierno. Los novios sonríen… hasta que un ruido en el piso provoca los gritos de los presentes. La suegra en el piso acaba de desmayarse, dejando a todos con la duda de si el mareo fue por los nervios o porque el discurso del cura la hizo reflexionar.

gifit1469741908261-31b4d33e6207c555fc475d98294967e9.gif

1. La pareja está a minutos de dar el “sí”. Las personas lloran de emoción al ver esta pareja que lleva tanto tiempo junta y han enfrentado tantas adversidades. Todos desean tener un amor con el de ellos. Al momento de dar el sí, preguntan si alguien se opone a ese matrimonio. Una voz desde el fondo dice “yo me opongo. Yo soy el amante de él”… y es la voz del primo del novio. Hay tensión… nadie sabe si es broma. El novio procede a darle un beso en la frente a ella… e irse corriendo de la iglesia mientras llora. El primo se va corriendo detrás de él… y la abuela infarta.