Vargas Vidot vino a marchar en repudio al plan fiscal

El senador independiente José A. Vargas Vidot anunció su participación en la marcha convocada por el sector sindical en repudio al plan fiscal, que a su juicio “no solo afecta al gobierno de Puerto Rico en su amplitud constitucional, sino también a los puertorriqueños que sufren los estragos de una economía en deterioro y estancamiento”.

“La implementación, consolidación y reestructuración de las finanzas de la isla a través de un programa basado en una reforma fiscal extrema, es una visión dantesca para un país con puntos de pobreza agudo, choques sociales, violencia y criminalidad, dicotomía en los servicios educativos, carencia en los servicios de salud mental, desempleo, entre otros componentes”, apuntó.

De igual manera, entiende que los bonistas e inversores, “agarrados de la mano de la Junta de Control Fiscal (JCF), no tienen ningún interés en reconstruir la economía de la isla. Además, la JCF subestima el posible impacto negativo de una reforma fiscal que ata cambios estructurales de proyecciones y sostenibilidad del país más allá de la deuda asumida”.

La premisa de la JCF, según Vargas Vidot, “es incorrecta y lacera la ilusión de toda persona que, por 30 años (ahora depende de los cambios en la reforma laboral) trabajó fuertemente con el ánimo de jubilarse y recibir una pensión para vivir decentemente sus años de vejez”.

“La marcha convocada para hoy es un golpe al corazón de los trabajadores, donde el impacto social de teorías fiscales erróneas dejarán a un país más dividido en su contexto político-ideológico, en vez de unirlo ante un nuevo paradigma cultural, económico y globalizado”, señaló el legislador.

Señaló además que “el plan fiscal está consumiéndonos lentamente… Lo podemos percibir con el desmantelamiento del sistema de educación pública y el cierre de un centenar de escuelas; un excesivo aumento de matrícula en el sistema de la Universidad de Puerto Rico; en la eliminación de las protecciones laborales y lo que implica negativamente sobre los beneficios”.

“También en la reforma al Programa de Asistencia Nutricional, los sistemas de pensiones y las consecuencias sociales relacionadas con los recortes; y sobre todo, la salud. El plan de salud del gobierno recibirá una baja significativa en relación al limitado acceso de los servicios médicos, entre otras circunstancias que afectarán, indudablemente, la cotidianidad del puertorriqueño”, remachó.