¿Sudor, olor y saliva la clave para la atracción sexual?

A todos nos ha pasado, que sentimos ese atracción física increíble por otra persona y no sabemos el por qué.

Resulta que un estudio publicado en Nature, una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo, concluyó que buscamos parejas sexuales con un antígeno leucocitario humano muy distinto al nuestro.El deseo podría es controlado por el antígeno leucocitario humano (HLA).

WHAT?

what-a4dde976e9afbe56cf12c9a74b83ef51.gif

Si, así nos quedamos, pero hicimos un poco de research, y se trata de que ese control está en nuestro sistema inmunológico.

Este sistema, al que se le conoce también como complejo mayor de histocompatibilidad (MHC), permite a nuestro cuerpo diferenciar entre nuestras células y células peligrosas como virus o bacterias.
Es pues la piedra angular sobre la que nuestro organismo desarrolla su sistema de defensa.
Entonces, aunque suene curioso, la atracción de nuestros cuerpos está en relación directa con los anticuerpos de la otra persona.

El HLA "se relaciona con nuestra sexualidad y con nuestro deseo de procrear", señala el estudio que analizó la conducta sexual de 254 parejas.

sex-6c48a5b772261330d24a6060db6e4d8a.gif

¿Y cómo es que nuestro instinto sexual distingue a quienes tienen una histocompatibilidad distinta a la nuestra?

Podríamos decir que la respuesta a este misterio, que nuestro cuerpo descifra mucho antes de que nosotros siquiera lo sospechemos, la tenemos justo frente a nuestras narices.

"Los peces, aves y mamíferos prefieren compañeros con un código genético distinto al suyo, el cual determinan usando señales olfativas", señala el estudio publicado en Nature.

Pese a que aún se discute cómo es que el HLA define el olor de nuestro cuerpo, está probado que ciertos componentes del mismo se encuentran en fluidos como sudor y saliva.