Lanzan disco que inspira a niños a conocer ritmos autóctonos

La agrupación musical Viento de Agua publicó el disco infantil "Sonidos Primarios" con el objetivo de despertar entre los más pequeños el interés por los géneros autóctonos puertorriqueños de la bomba, plena y la música típica local.

Tito Matos, director del grupo puertorriqueño, explicó hoy a Efe que el proyecto musical, financiado por el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) y el National Endowment for the Arts (NEA), "es un verdadero esfuerzo de amor para involucrar a los niños a escuchar nuestra música".

"Este disco es un regalo para nuestros niños. Queremos que los niños conozcan sobre nuestros ritmos autóctonos ante la falta de difusión en la radio", agregó Matos sobre el álbum que contiene nueve canciones y un cuento titulado "Marcelo y el misterio del sonido desaparecido".

11097186m-eb781a5096f52b5518ebbaf058dd6405.jpg

El álbum incluye temas de la bomba, el género musical más antiguo de Puerto Rico y que se remonta a los tiempos de los esclavos africanos que se diseminaron por el Caribe tras la revolución haitiana a finales del siglo XVIII y que llegaron a Puerto Rico por el oeste de la isla.

La historia apunta a que, con sus bailes en torno al tambor, los africanos esclavizados celebraban bautismos y uniones e incluso planeaban rebeliones, en festejos que sólo estaban permitidos los domingos y los días de fiestas de la Iglesia.

Este género se caracteriza por que la persona que ocupa el centro del batey (zona de baile) es quien marca la percusión con sus gestos durante el baile.

La plena, por su parte, la integran personas que tocan los panderos redondos requinto, seguidor y punteador, acompañados por un coro de músicos, que narran sucesos o hacen comentarios sociales o satíricos. La voz cantante está a cargo de un solista o "inspirador", que responde al estribillo con el que el coro establece el tema.

El disco "Sonidos primarios" incluye varios conocidos temas del cancionero de la plena como "Se escapó un león", del legendario compositor puertorriqueño Tite Curet Alonso, y "Canta el gallo", cuyas canciones fueron adaptadas a este proyecto en arreglos de Ricardo Pons y Javier Curet.