Hushme: la extraña máscara que dará privacidad a tus conversaciones

En ocasiones decidimos no contestar las llamadas de nuestro teléfono en público porque simplemente queremos privacidad en la conversación o quizás nos sentimos incómodos porque pensamos que podemos molestar a los demás.

hushmeofficesetting-296a9826c12035fa77b79605c58524ca.jpg

¿Y si te digo que ya no tendrías que alejarte de las personas para poder contestar tu teléfono? Ahora podrás mantener tus conversaciones privadas y parecerte a “Bane” a la vez.

El dispositivo que hace que esto sea realidad se llama Hushme. Todos estamos de acuerdo con que su apariencia no es lo más amigable que hemos visto y tal vez parezca un poco absurdo colocarse eso en la cara, pero está diseñado exclusivamente para darle privacidad a tus conversaciones en espacios públicos.

unnamed3-8058c3a58fe1dfb3548c6a0c5e3aa2f6.jpg

Esto nos lleva a una sola pregunta: “¿Cómo alguien llegó a esta conclusión?” El origen de Hushme viene gracias a que sus creadores decidieron ir a un café y cerca de ellos había una chica que comenzó una conversación por Skype con sus audífonos. Resultó que los audífonos hacían que ella se escuchara más alto de lo normal, y cuando se percató, se sintió incómoda y colgó.

De ahí salió la idea de este dispositivo. Trabajaron con ARTKB, quienes se encargan de desarrollar ideas y convertirlas en productos reales. Luego que crearon el prototipo, lo presentaron este año en el CES.

https://www.youtube.com/watch?v=k2Cf3rHifv0

Si ya pasaste la etapa del trauma mental de tener eso en la cara o el temor de verte ridículo, tu próxima pregunta debería ser: ¨¿Cómo funciona?¨

Hay dos maneras principales para que Hushme funcione. La primera es el mismo dispositivo en tu cara que amortigua tu voz. La segunda podría parecer bastante “annoying”, pero a fin de cuentas cumple de igual manera su objetivo, el aparato podría reproducir sonidos mientras hablas.

Ahora bien, esta es la mejor parte, con la segunda opción puedes escoger desde lo más sereno y ameno como el viento, la lluvia y el océano, hasta lo más fastidioso – para algunos – como el sonido de un mono, una ardilla, R2D2, Darth Vader y un minino. Hushme trabaja en sincronización con una aplicación móvil para controlar, seleccionar los sonidos y ajustar el volumen.