El PPD y el catarro muñocista: Sangrienta odisea populeta

¡Oh forasteros! ¿Quiénes sois? ¿De dónde llegasteis navegando por húmedos caminos? ¿Venís por algún negocio o andáis por el mar, a la ventura, como los piratas que divagan, exponiendo su vida y produciendo daño a los hombres de extrañas tierras?

-Homero, en La Odisea 

cirparxeae4xiz1200x600-40739d10e922cfa78f54363827cc8ef0.jpg

Ni cuando Muñoz Marín tuvo que hacer de tripas corazones para convencer al pueblo de que Roberto Sánchez Vilella tomaría las riendas del Partido Popular Democrático (PPD) salpicó tanta sangre populeta como ahora, con la cantaleta de Aníbal Acevedo Vilá, Héctor Ferrer y Roberto "Chon" Prats, los tres mosqueteros que hoy caminan jalda arriba y clavando LA MIRADA en el futuro.

La pava está que arde y solo hay un ser humano haciéndose cada vez más fuerte en silencio y en un mar de gozadera comunista.

1257d715dfae4b0ea848cb74b29f8867-b8edefd7bf0607342e1d0aab975d7ac9.jpg

La Junta de Gobierno del partido político que salvó a Puerto Rico del germen nacionalista a punta de fusiles, persecusiones y arrestos por encargo, tiene sobre la mesa un asopao con mondongo y batatas, y todo parece indicar que van a todas por la gula. Hoy, si así el divino creador lo permite, se reúnen los salvadores de la patria para ver si de aquí a un tiempito pueden poner a caminar jalda abajo a los de la oposición.

En medio del cuatrienio más justiciero y progresista de la historia reciente del seguro estado 51 de la gran nación americana, el PPD se debate su infortunio. Decididos a resistir la marea roja del Yulingrado, los colonialistas ya dejaron claro que harán hasta lo imposible por solidificar su sacrosanta base progresista.

8ca111fad2cf455b8e8cae12205767e2-a80acb92e62b93e47be3ea2bf2d4e774.jpg

Pero ayer, así como por cosas del destino, los populares amanecieron con la noticia de que unos ladrones irrumpieron en su sede para llevarse unas computadoras y un par de televisores. Y Héctor Ferrer, panita de Edwin Mundo en el negocio de los caballos del Hipódromo Camarero, aprovechó para mandarle un mensaje claro y contundente al país.

"Es la primera y la única vez en la historia del Partido Popular que a un presidente se le cuestiona su manera de vivir, honrada, en ley. Y yo no tengo nada que esconder. Yo no voy a claudicar a mi derecho de ejercer mi profesión, que lo he hecho honradamente y dignamente por 24 años. No voy a claudicar a mi responsabilidad de mantener a mi familia", dijo quien en su momento fuera el dueño del establo Don Geño y quien al presente intenta salvar su pellejo político luego de varias puñaladas en la espalda.

capturadepantalla20180819alas112747pm-d808be1bb589561a799bb4bc4334d03a.jpg

Ferrer dejó claro que no presentará su renuncia en el encuentro colonialista.

"¿Por qué voy a renunciar? ¿Cuál es la causal, trabajar?", cuestionó el político favorito de Luis Francisco Ojeda, no sin antes advertir que el que vaya de "Santurrón a la reunión anti-soberanistas se las verá difíciles.

capturadepantalla20180819alas113149pm-7c9c4ca09957a3c28c82a21dba46b4d3.jpg

"Que vengan preparados a enseñar sus finanzas. El que venga de santurrón, que venga preparado a responder. Esta es la primera vez en la historia de este partido que a un presidente se le cuestiona cómo se gana la vida honradamente y legalmente. Ese es mi delito y mi crimen. ESE ES MI PECADO MORTAL", aseguró el enemigo #1 del alacrán, Aníbal Acevedo Vilá.

dkoh6c0xgaaimbp-5d63dbb9359bca1617d4955cd2138679.jpg

Héctor está listo para responder y para cuestionar. Y claro, Robertito "Chon" Prats no se queda atrás. Aunque su situación es menos delicada que la del expropietario de los Senadores de San Juan en la liga de béisbol invernal, no deja de ser gracioso que desde el peíto tuitero que se tiró Aníbal, ni la cuenta de Twitter le funcionaba al cabildero de toda la vida.

capturadepantalla20180819alas113042pm-058e2545ee2d13426a27c25846010a83.jpg

Así las cosas, solo resta esperar para ver cómo concluye esta odisea.

"Eran leguas de polvo colorado bajo el sol ardiente o de barro resbaladizo si llovía. Eliseo tuvo que desandar el camino diagonal de la tragedia, que él mismo y otros esquivados de la muerte, a paladas furtivas, habían ido convirtiendo en cementerio.
 
¿Cómo olvidar el pasado -ya nunca podría- si todo estaba signado por el horror y la derrota?".

Ese es el final de un cuento de Dirma Pardo de Carugatti. No se confunda.

¡¡¡A LAS TRINCHERAS!!!

3785950914621414405967796358852510844715008n-ac78ace2d447a129422a4caea3c3a19d.jpg