El 'afropop' de a verdura de Mahya Veray y su Trauma (video)

Como todos los seres humanos del planeta, Mahya Veray tiene sus traumas. Ahora, sabe que la música es una medicina para curarlos… aunque…
 

unnamed-a951b4203983dcfa6dd60774e1e34868.jpg

“No, curarlos no, yo prefiero vivir con mis traumas, disfrutármelos”, cuenta la cantautora apenas minutos después de que dejara que El Calce se le colara en uno de los ensayos de su banda, curiosamente llamada, el '’.
 

unnamed1-cd225913255f9dc86d25a4a81dfe6b0c.jpg

Estamos en un sitio recóndito de Santurce y sí, Mahya Veray y su Trauma es algo que sucede en estos momentos. Veray dirige una tropa musical de dedicados soldados – todos que también deben tener sus propios traumas – en un proyecto que ha catalogado como '’, pero que suena tan duro que parece que todo Nueva Orleans se mudó a Río Piedras con el mero propósito de fornicar con el Caribe, tuvieron trillizos de tambor y los criaron en un bohío hecho de gozo vocal.
 

unnamed3-8aff59b1e3106044d660b799112c1533.jpg

(Realizado por: Mariela Pabón/ Check In)

Precisamente, en Río Piedras, Mahya y el Trauma estará este viernes, en la tarima de El Boricua, repartiendo el bacalao a diestra y siniestra. En este lunes a mediodía ensaya junto a sus compinches de siempre, el tecladista Eduardo Zayas y el productor Gonzalo López. Los acompañan en esta ocasión el bajista Giovanni Ortiz, el trompetista Jahaziel García, el guitarrista Benson Pagán y el percusionista Enrique '’ Chávez.

“El viernes el Trauma va para El Boricua. ¡Estoy bien pompiá con to’ esto que está pasando!”, ríe la también productora en publicidad, quien graba su disco con ayuda de un panita Gonzalo, quien también ha trabajado a bestiocas mediáticas como Wisin, Tito el Bambino y Elvis Crespo.


Lo que pasa es que ya son varios años en esta cosa de hacer música y de estar en el mundo del entretenimiento. Mahya se mueve de maneras misteriosas, pero se mueve mucho, cual Entonces, ante tanto que pasa en Borinquen, ante tanta lucha también sociopolítica y personal, ante lo que ha sido un maratón de obstáculos y no una carrera de 100 metros, pues llegar a la meta sabe a gloria. Quizás por eso lleva la lengua afeitá, sin pelos, y carga un lápiz que escupe historias mundanas, de esas que hacen que a gente como Wanda Rolón le sangren los oídos cuando las escucha.
 

unnamed4-5ff6732d0fbf2a837588a6a4a41f7001.jpg

“Uno tiene que decir las cosas como son”, le explicó tras interpretar en el ensayo el tema Carmen la Cachapera, que trata sobre una chica lesbiana que tuvo que batallar constantemente ante la moral hipócrita de una sociedad llena de contradicciones.

Es una irreverencia y jocosidad que tiene a la hora de cantar temas como Vagua, Pepita de Grosella, Ombligo a Destiempo que hace recordar los tiempos de Celia y la Lupe con la Fania. Su esfuerzo también evoca las actitudes artísticas de otras artistas caribeñas más contemporáneas como Rita Indiana, Macha Colón, Lizbeth Román o Mima. Para Mahya, “ya es hora de que se establezca y se entienda que las mujeres tienen su espacio en la música, en las artes, que podemos dirigir una banda, que podemos llevarnos a to’ el mundo por el medio, que esto la música es también de nosotros”.
 

unnamed11-d636930dbeb3ed60a165780539722172.jpg

Mahya, sobrina del conocido compositor, maestro de música puertorriqueño ycreador del Villancico Yaucano Amaury Veray, creador del Villancico Yaucano, entiende el momento que vive Puerto Rico luego de que el huracán María le quitara el velo a la hipocresía social de la colonia.

“El huracán es parte del Caribe, el terremoto es parte del Caribe. Yo creo que ahora es un gran momento para que los artistas alzen su voz, porque hay mucha gente alrededor del mundo”, dijo.

“Y en el caos es donde yo mejor me encuentro. Yo vivo con mis traumas. Hay que aprender a hacerlo”, puntualizó la artista, quien también se presentará en marzo en el Ojalá Speakeasy en Caguas.