#Curvy busca inspirar a todas las mujeres no importa su cuerpo

En una entrevista con EFE, la ilustradora Flavita Banana y la escritora Covadonga D’lom, que nunca habían trabajado juntas, explican que #Curvy (Lumen) “no nace con la idea de ser un libro de auto ayuda pero si puede llevar a que la gente enfrente sus complejos y consiga dejarlos en un rincón”.

La ilustración, que es toda la vida, no concibo otra forma de crear que no sea el humor, reflejo lo que realmente vale la pena y todo aquello que te aporte cosas, sensaciones negativas, no me interesa”, asegura la ilustradora que alcanzó el éxito en redes sociales, motivo por el que la editorial le propuso hacer des sus dibujos un libro.

Esta obra de más contenido gráfico que texto, es una forma de dirigirse a todas aquellas personas que están dispuestas a enfrentarse día a día a la vida con optimismo, “es para aquellos que saben ver más allá de una curva, que pueden traducir las imágenes en las sensaciones que al final todos los que tenemos complejos hemos sentido alguna vez”, aseguran las autoras.

Como una combinación “explosiva”, tanto la ilustradora como la redactora consideran que el fruto de esta primera colaboración ha conseguido traducirse en un “hijo” que les ha llevado 6 meses de tarea, pero que es un “fiel reflejo” de sus personalidades “optimistas” con las que se ríen “de todo lo que les pasa”.

curvyangel-1112477a0600d20907748dad7eb8e8ee.jpg

La curva, buen rollo

Así, definen el libro ilustrado como un “caramelo que debes regalar o auto regalarte, no lo necesitas para vivir, pero supone un aporte de energía positiva y de buen rollo que nunca viene mal”, aseguran.

 Así, definen el libro ilustrado como un “caramelo que debes regalar o auto regalarte, no lo necesitas para vivir, pero supone un aporte de energía positiva y de buen rollo que nunca viene mal”, aseguran

A pesar de que todavía desconocen el éxito de ventas de esta publicación, la acogida del público no se ha hecho esperar y una semana después de salir al mercado “ya hemos visto reacciones positivas entre el público, tanto hombres como mujeres”.

th46398cf30159afb56d31e9963a4ea8b8curvi2-bcf00c1080fb1d268c86013bbe09181a.jpg

Banana y D’lom se califican de “curvys”, de ahí que vieran “una buena línea sobre la que expresar cómo nos sentimos desde el humor, al vivir situaciones que nos pasan a todas” afirman las autoras, que aseguran no se lo pensaron “ni un momento” cuando la editorial les propuso plasmar estas sensaciones en un libro.

Por el momento, las autoras no se han planteado colaborar en ningún otro tipo de proyecto, aunque afirman que estarían encantadas de “poder volver a trabajar juntas en un futuro”.