5 preguntas necesarias sobre el sexo en la playa

En un mundo ideal en donde nada vergonzoso sucede, la playa es la mejor ubicación para tus fantasías sexuales. Las olas llegando a los dedos de tus pies, el sol poniéndose iluminando tu trasero con un resplandor naranja, el mar como tu soundtrack.

giphy4-e34fb1a3d52f71d1ff9726e0ab455ecb.gif

Hay tantos lugares para hacerlo: sobre la arena, dentro del mar, a un lado del camastro, debajo del puente en donde duermen los vagabundos. Parece perfecto. Pero en realidad, podría ser uno de los peores lugares para tener sexo. El lugar perfecto para una caminata romántica, sí. El lugar perfecto para tu encuentro sexual candente? No, no hay forma.

Para llevar a cabo el cuento alegórico de por qué no debes tener sexo en la plata, preguntamos a Binta Sultan, investigadora y asesora de medicina genitourinaria, las preguntas urgentes sobre el sexo en la playa para las que necesitamos una respuesta.

1. ¿Es seguro tener sexo en el mar? 
Aunque el mar es súper romántico, también tiene algunos riesgos de salud. Hay contaminantes y bacterias que tienen una forma de entrar a tu cuerpo, resultando en "infecciones gastrointestinales y urinarias". Hay mucha menos lubricación porque el agua se lo lleva, por lo que podría haber más fricción, incomodidad y un aumento en el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS)". La experta en relaciones Annabelle Knight también comenta que el agua de mar alberga todo tipo de bacterias y químicos que pueden dañar el balance natural de su PH lo que puede provocarle una infección vaginal.

giphy31-4559655c731f3114795efde0321f591c.gif

2. ¿Puedes usar un condón que tiene arena en él? 
Es un viejo dilema: todo va perfecto y tú estás listo, pero a tus malditos dedos de mantequilla se les resbala el condón y se te cae en la arena. Y claro que es el único que tienes. Entonces, ¿qué debes hacer? ¿Arriesgarte o irte a casa lleno de arena y frustrado? Te damos un consejo: NO TE ARRIESGUES. "La arena podría dañar el condón, haciéndolo más proclive a romperse", advierte Binta. "La arena también contiene muchas bacterias y parásitos tropicales, dependiendo en el lugar en el que estés en el mundo. La arena va a ocasionar más fricción en la piel durante el sexo, lo que podría ser muy incómodo además de que corres un mayor riesgo de contraer un ITS. Usa un nuevo condón si esto paso, no corras el riesgo".

3. ¿Puedes usar un condón en el agua? 
Mira, apoyamos el sexo seguro, pero tienes que saber cómo funciona un condón antes de usar uno: "Los condones no deberían sumergirse en el agua, ya que nunca se han probado en esas condiciones, y no hay garantía de su eficiencia. Y es muy difícil poner un condón en el agua. Hay menos lubricación para ambos, más fricción y molestia". La lección aquí es que si estás pensando en usar un condón en el agua, ten en cuenta el gran riesgo que vas a correr y la incomodidad que ambos sentirán.

giphy14-3ff2e6e3c4ca3041d4f60677adffa497.gif

4. ¿Puede vivir en el agua el esperma?
Ah, el clásico temor del "jacuzzi". ¿Puede nadar el esperma en el agua gasta entrar en tu chica? ¿La puedes embarazar en el agua sin estar dentro de ella? Afortunadamente para ti, Binta cree que es altamente improbable: "El esperma puede vivir en el agua, pero no por mucho tiempo (sólo por algunos minutos), y es improbable que viaje lejos, por lo que es altamente improbable que pueda ocasionar el embarazo en una mujer".
5. ¿Es posible contraer una enfermedad o una infección debido a tu entorno en la playa?
Es una pregunta válida. Si tu paquete cae directamente en el arenero gigante que viene del infierno es probable que hayan repercusiones por ello. Como Binta dijo antes, la bacteria que vive en la arena puede ocasionar infecciones urinarias y gastrointestinales, y dependiendo en donde estás en el mundo, puedes atrapar algo que te provoque síntomas desagradables. Entonces, claro, suena como una gran idea tener un encuentro sexual temprano en la mañana en la arena blanca de las playas de Tailandia, pero pregúntate que tan romántico sera pasar el resto de tus vacaciones con un gusano viviendo dentro de tu pene.