Xander Zayas quiere probarse ante su gente y conocer a Miguel Cotto

Hará su primera presentación en Puerto Rico el viernes en Trujillo Alto.

GUAYNABO — Para el prospecto boricua Xander Zayas, hacer sombra con una camisa de Roberto Clemente puesta es un asunto igual de serio que las combinaciones de izquierda y derecha que lo ponen a sudar inmediatamente en el Gimnasio Félix Pagán Pintor, en Guaynabo.

Xander tiene 17 años y el viernes hará su primera presentación como boxeador profesional en Puerto Rico. Será su cuarto combate en una prometedora trayectoria que inició el 26 de octubre del año pasado, cuando se apuntó una victoria por la vía del cloroformo en la ciudad de Reno, estado de Nevada, en Estados Unidos.

Xander

Foto: Misael Vega

En tres meses, el púgil de guardia ortodoxa y que se abre paso en el peso welter, ha conseguido tres triunfos muy cómodos que lo llevarán a la Cancha Rubén Zayas Montañez, en Trujillo Alto, sosteniendo foja de 3-0, 2KOs.

En un aparte con El Calce, Xander explicó por qué, en lugar de estar jugando Playstation a los 17 años, decidió meterse al mundo del boxeo rentado para repartir galletas por un tubo y siete llaves.

“Es la disciplina y el amor que siento por el boxeo. Empecé a boxear a los cinco años y quedé enamorado del deporte y el respeto que me dio, de mantenerme en peso para subir a un cuadrilátero. Eso me ayudó a mantenerme peleando y aquí estamos”, dijo el fiel fanático de la carrera de Miguel Ángel Cotto, su ejemplo a seguir en el pugilismo y a quien quiere conocer lo antes posible.

Fotos: Misael Vega

Xander quiere demostrarle a su gente por qué el legendario promotor Bob Arum lo reclutó el año pasado para formar parte de su compañía Top Rank con tan solo 16 vueltas al sol.

"Se nos dio la oportunidad. Mi equipo y yo estamos felices de estar aquí. Más que nada, por pelear frente a mi gente y obtener una victoria frente a mi gente", aseguró con la madurez y la seguridad de un zorro viejo.

Para el chamaco, natural de Santurce, el boxeo significa amor. Sí, es una definición que confunde, parece contradictoria, pero el joven tuvo la delicadeza de explicar con mucho cuidado, como si se tratara de un asunto literalmente romántico.

"Es que produce felicidad", sostiene. "Si no eres feliz haciendo lo que haces, pues no creo que se deba hacer. Y yo siento mucha pasión, mucho amor y felicidad haciendo boxeo".

Más allá de la figura de Migue Cotto, Xander también considera una inspiración las trayectorias de Amanda Serrano y Andre Ward. En su mente esos tres nombres son grandes.

Los objetivos de Xander están más que definidos: ser un ejemplo para los demás, ser campeón en varias divisiones y "simplemente ser la mejor persona que pueda ser en el diario".

Xander se medirá al norteamericano de 25 años, Marklin Bailey (6-3, 4KOs), quien ha perdido sus últimas cinco peleas.

Mira la entrevista aquí: