Warriors se roban el quinto y los fanáticos de LeBron lloran porque perdió Toronto

La serie continúa el jueves en Golden State

¡Culpen a Thompson, que los terminó de enterrar con el triple! 

Los Warriors de Golden State se apuntaron una victoria de mayores proporciones al vencer a los Raptors de Toronto con marcador 106-105 en el quinto juego de la Serie Final de la NBA.

A pesar de que Kevin Durant abrió como titular por los Warriors, luego de 12 minutos sudando la camiseta y de 11 puntos anotados (tres triples), el alero se vio forzado a salir asistido del tabloncillo, pues se resintió de su lesión en el gemelo derecho.

De inmediato se notó la ausencia del dos veces MVP en finales y Golden State cayó en un vacío ofensivo y en un mar de turnovers que los llevó a coquetear con la derrota hasta el último segundo del juego.

Los Warriors, que parecían haber encontrado su ritmo con Durant en cancha, anotaron 34 puntos en el primer periodo, el total más alto entre todos los periodos en esta serie ante los Raptors. De hecho, Durant, Stephen Curry y Klay Thompson se combinaron para 31 unidades en ese primer periodo, la mayor suma en cualquier periodo de postemporada como compañeros de equipo.

Como nota curiosa, antes del resultado de esta noche, los Warriors jugaban para 50-2 en postemporada bajo Steve Kerr llegando al cuarto periodo con ventaja de al menos cinco puntos. Y esta vez, a pesar de los pesares y la continua presión de los hambrientos Raptors, no hicieron quedar mal a la historia.

Draymond Green, Thompson y Curry tuvieron que dejar el corazón en cancha ajena, jugando sobre 40 minutos cada uno. En el caso del primero, terminó con 10 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias. Y por supuesto, también hizo de las suyas con su inigualable inteligencia emocional.

Thompson también lució inmenso, particularmente cuando las millas contaban, y aportó con 26 unidades, 6 rebotes y 4 asistencias. Pero hay que decirlo, el hombre que se echó al equipo encima en los momentos de crisis fue Curry, quien finalizó la noche con 31 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias.

DeMarcus Cousins, saliendo del banco y luego de la baja de Durant, terminó la noche con 14 tantos y 6 rebotes en 19 minutos en cancha. Y claro, molestó bastante debajo del palo y colando el balón a la distancia en momentos oportunos.

Por Toronto, Khawi Leonard tuvo otra noche interesante y terminó con 26 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias, 2 cortes de balón y 2 bloqueos en 41 minutos. ¿Qué más se puede pedir? Es humano.

Kyle Lowry, por su parte, contribuyó en causa perdida con 18 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 1 cote de balón y 2 bloqueos. Y bueno, también tiró la última garambeta del partido desde el perímetro.

Con la victoria, Golden State se convirtió en el sexto equipo en las pasadas 40 temporadas que gana un juego de Serie Final en la carretera enfrentando la eliminación.

El próximo juego de la serie será el jueves, en el Oracle Arena de Golden State. Los Warriors perdieron sus primeros dos juegos en casa.

Sobre Durant, el panorama no luce alentador para una próxima aparición en lo que queda de serie. Al momento, no ha sido circulado el reporte oficial sobre la gravedad de su lesión.