Vince McMahon y aquel escándalo de esteroides en WWE

El empresario estadounidense fue acusado en 1993 por el uso de sustancias prohibidas, sin embargo, la corte lo declaró inocente.

Han pasado 28 años, desde que Vince McMahon vivió un proceso legal en el que se le culpó de tráfico de esteroides.

Fue en 1993, cuando el dueño de WWE fue acusado por un abogado del Distrito Este de Nueva York, por la compra y distribución de anabólicos.

Vince McMahon y el escándalo de los esteroides

Según lo escrito en la demanda, McMahon utilizó a un doctor de Pennsylvania para que le diera las recetas constantemente.

Incluso, este médico era quien se aseguraba de que las sustancias llegaran sin contratiempos a las oficinas de WWE.

El juicio de Vince culminó sin pruebas claras de lo dicho por el abogado, con todo y que se presentaron a la corte varios testigos, incluido Hulk Hogan, leyenda de los encordados.

McMahon quedó absuelto del caso, por lo que pudo continuar su legado en la lucha libre estadounidense.

Las dudas surgieron, pues de manera sorpresiva liberaron los cargos, quedando lejos el castigo de ocho años de prisión que tenía que cumplir el dueño de WWE.

La fiscalía presentó pruebas de que el empresario estadounidense utilizó esteroides en la empresa de lucha libre. Incluso, repartió este tipo de sustancia entre los trabajadores.

Sin embargo, su defensa argumentó que los atletas utilizaron los anabólicos por decisión propia, más no por sugerencia de McMahon.

De todos los deportistas que se presentaron a la corte, sólo Kevin Wacholz señaló a Vince, asegurando que los obligaba a tomar estas sustancias.

Habrá serie en Netflix

Hace algunos días, WWE confirmó que en conjunto con la casa productora Blumhouse Televisión, realizarán un documental que contará lo sucedido con el juicio contra Vince, el cual llevará de nombre “The United States Of America vs. Vince McMahon”.

“En 1994, el gobierno de Estados Unidos acusó a McMahon de supuestamente suministrar esteroides anabólicos a talentos de la WWE. Vince, con su libertad en juego, dos niños en edad escolar en casa y con la WWE al borde de la bancarrota, se negó a aceptar un acuerdo de culpabilidad. En última instancia, McMahon fue juzgado y fue absuelto por unanimidad por un jurado, y llegó a construir un imperio mundial de entretenimiento deportivo multimillonario”.

WWE

El testimonio de Hogan fue fundamental en el caso de McMahon, ya que negó rotundamente que el dueño de WWE le ofreciera esteroides, aunque sí aceptó su consumo mientras era parte de la empresa.

“Fue un poco de una ola, era lo correcto de hacer en ese momento de la década de los años 70, los médicos te prescribían recetas para esteroides, en todos los deportes. Ésa era la forma de pensar en el mundo en aquel entonces, era más seguro que tomar azúcar. Bueno, todo el mundo ha sido reeducado".

“Los esteroides son por lesiones y ciertos médicos los usan, pero no para adquirir más volumen y mejorar la capacidad atlética. Así que, creo que la mentalidad ha cambiado alrededor de la década de los años 90, cuando se convirtió en ilegal. Hubo una época en que los esteroides fueron predominantes en cada deporte individual en todos los ámbitos, pero ahora creo que, a pesar de que es frecuente, no está tan inundado como lo fue en aquel entonces”.

Hulk Hogan, leyenda de WWE