Verdejo tiene nuevo entrenador y Ricky Márquez aconseja "que deje el vacilón y la calle"

El exentrenador y exmanejador del púgil boricua espera que la llegada de Ismael Salas ayude a encarrilar la carrera que en su momento fue una gran promesa para Top Rank

El púgil boricua, Félix Verdejo, anunció esta tarde que se une al veterano preparador cubano Ismael Salas, un filósofo de las esquinas que, aplicando el currículo de la escuela cubana, ha labrado una envidiable trayectoria en el tenebroso mundo del boxeo.

Verdejo, (25-1, 16 KOs) busca encarrilar su carrera con la urgencia de una emergencia crítica. De ser la principal promesa del boxeo nacional, Verdejo pasó a ser una incógnita cargada de desilusiones y mucha pena. Hoy, el púgil de 26 años da un paso al frente en la aventura de despejar toda duda y volver a brillar como el diamante que alguna vez personificó con sus habilidades dentro del ensogado.

"Comparto con ustedes que Ismael Salas será mi nuevo entrenador. Por primera vez desde que comencé en el boxeo, siento que tengo el control de mi carrera y en Salas he encontrado el entrenador que me llevará al próximo nivel de mi carrera de boxeo", colgó Verdejo en sus redes sociales.

Ante el anuncio, Ricky Márquez, quien fuera su entrenador y manejador hasta hace unos meses, reaccionó positivamente y tuvo palabras alentadoras para el muchacho de Las Gladiolas, con quien libra una dura batalla en los tribunales luego de que Verdejo lo demandara recientemente por entender que los términos del contrato que sostenían eran "abusivos" y "contrarios a derecho".

"Muy buena elección. Creo que esto logrará sacarlo del ambiente en el que estaba y hará que logre enfocarse", le dijo Márquez a El Calce. "Es importante que con esta movida vuelva a ver el boxeo como su trabajo", añadió.

De acuerdo con el preparador, Salas es una gran oportunidad para que Verdejo venza de una vez y por todas las tentaciones que lo llevan librar batallas en la calle que resultan más duras y peligrosas que las que protagoniza en el ring.

Igualmente, Márquez destacó algunos casos de boxeadores que bajo la filosofía de Salas han alcanzado éxitos importantes.

"Me parece que Salas es un tremendo entrenador para lo que necesita Félix. Me gusta mucho su trabajo con el venezolano Jorge Linares y con el cubano Yordenis Ugás, así como con otros muy buenos peleadores que están bajo su liderato. Estoy seguro que su estilo aportará herramientas muy importantes en Félix, herramientas mentales y técnicas que es cuestión de que las aproveche y sepa utilizarlas", sostuvo.

Entre los nombres que figuran bajo la tutela de Salas se destaca el cubano Guillermo "El Chacal" Rigondeaux.  El nipón Kazuto Ioka también ha trabajado con Salas. Además, también resaltan nombres como Yuriorkis Gamboa y Yuandale Evans. En esa línea, lo que hace falta —ante los ojos de quien alguna vez pareció ser una figura paternal para Verdejo—, es sentar cabeza.

"Que se enfoque en el boxeo, que vea esto como su carrera y que deje el vacilón y la calle", puntualizó.

Tito Acosta esperanzado con la movida

Por su parte, el excampeón mundial y actual monarca internacional OMB en las 112 libras, Ángel Tito Acosta, también reaccionó positivamente a la decisión de Verdejo.

"Él está buscando sentirse bien y encontrarse. Creo que su decisión es positiva, porque está buscando cosas que lo ayuden a cambiar. Yo estoy en México y tomé la decisión de entrenar con mi suegro porque así estaba más cómodo. No he hecho un cambio total como Félix, pero he tenido que ajustarme a nuevas cosas", sostuvo vía telefónica desde territorio azteca.

"Verdejo es un muchacho bueno, con buen corazón y deseo. Lo conozco bien, porque estuvimos juntos en el equipo nacional y lo que necesita es concentrarse en él mismo. Esa es su pelea más importante", puntualizó.

Acosta (21-2, 21 KOs), que no peleará hasta el 2020, adelantó que está seguro que tanto él como Verdejo serán campeones mundiales más temprano que tarde.