Venezuela y Colombia, a sorprender con su arsenal

Ambas novenas buscan dar la sorpresa sin nombres grandes

La Serie del Caribe del 2020 comenzará el sábado con una batalla beisbolera que promete calentar el Hiram Bithorn desde tempranito. Colombia y Venezuela se encargarán de ponerle sabor al evento disputando el primer compromiso de la jornada de tres juegos.

Los Vaqueros de Montería, representantes colombianos, llegan a San Juan para hacer historia en su debut en el clásico regional. Los Vaqueros se coronaron en su reaparición en el béisbol colombiano.

A pesar de que es muy poco lo que se conoce del equipo, se puede adelantar que Colombia presentará cuatro peloteros con experiencia en las Grandes Ligas, entre ellos el venezolano Alberto Callaspo, quien militó en la Gran Carpa por diez temporadas (2006-2015).

Asimismo, cuentan con el joven lanzador de los Piratas de Pittsburgh, Luis Escobar, quien a sus 23 años hizo su debut como relevista en las Mayores durante la pasada temporada.

Otro de los aspectos interesantes del equipo colombiano es que es dirigido por el venezolano de 27 años Ozney Guillén, hijo menor del exdirigente de los Meidas Blancas de Chicago, Ozzie Guillén. El joven manager debutó como dirigente en el 2019, con el Tri-City ValleyCats, equipo de novatos de los Astros de Houston.

Lara por Venezuela 

Por su parte, Venezuela repite con los Cardenales de Lara, bicampeones en la tierra de Bolivar. El año pasado, los Cardenales no pudieron defender su casa debido al cambio de sede a Panamá, a raíz de las tensiones políticas con el gobierno de Nicolás Maduro. A pesar de ello, viajaron a la tierra de Rod Carew y terminaron su participación con marca de 2-2, obteniendo victorias sobre los Charros de Jalisco (México) y los Leñadores de Las Tunas (Cuba).

Se espera que los Cardenales cuenten en su alineación con el veterano macetero Luis Jiménez, el Rey de Bobare. Jiménez, que había sido campeón en dos ocasiones en Venezuela, consiguió su primer campeonato vistiendo los colores de Lara, franquicia con la que dio sus primeros pasos en el béisbol venezolano. Curiosamente, había comenzado el año en las filas de los Caribes de Anzoátegui, pero fue enviado a los Cardenales vía cambio, donde se convirtió en un mentor para sus compañeros.

A sus 37 años, Jiménez no tuvo un buen torneo sacudiendo la pelota con la furia que lo ha caracterizado. Apenas conectó tres jonrones en el 2019, habiendo venido de dar 12 (2016), 14 (2017) y 10 (2018) en sus últimas campañas.

Una de las principales figuras de los Cardenales será el antesalista Carlos Rivero, veterano de 31 años con experiencia profesional con los Diamondbacks de Arizona.  Rivero cerró la Serie Final de Venezuela bateando de 15-7 (.466) en los últimos cuatro compromisos, con dos cañonazos y cinco empujadas.

Colombia y Venezuela abrirán la tanda en la Serie del Caribe a partir de las 10:00 de la mañana del sábado. México definirá su representante esta noche. Los Tomateros de Culiacán y los Venados de Mazatlán disputarán el séptimo duelo de la final de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).