Túnez, Borinquen es tenaz: “Mis jugadores nunca se ‘quitan’”

¡Túnez, prepárate! Vamos tras la clasificación a la segunda ronda.

Puerto Rico jugó ayer ante España sublevado, sin miedo ni temor a darle la pedrada en la sien al coloso, cual David en los nuevos tiempos de un Borinquen que a la menor provocación ya sabe tumbar a Goliat.

Sí, porque estas cosas de los torneos deportivos mundiales en los que las naciones chicas y colonizadas como Puerto Rico enfrentan a los gigantes sirven para todo tipo de desquite histórico, especialmente cuando es ante alguno de sus conquistadores, como España o Estados Unidos. Allí, en esa cancha no hay leyes de cabotaje, ni gobernadores insulares decretados por la corona, ni juntas de control fiscal. Se trata del que más meta la bola y aunque los de la península ibérica ganaron, 73-63, fue un Niágara que tuvieron que pasar montados en una bicicleta colectiva sin rueditas.

“Mi gente, les dije que todos los días vamos a salir a jugar duro y a ganar no importa quién sea el rival”, le dijo a las puertorriqueñas y los puertorriqueños el comandante supremo del baloncesto boricua, Eddie Casiano, a través de las redes sociales.

“Ese es nuestro enfoque, y con esa mentalidad vamos a nuestro próximo juego en el que nos jugamos la clasificación a los mejores 16. Seguiremos dando lo mejor de nosotros.

Mis jugadores no se quitan nunca, ni el cuerpo técnico tampoco. Es hora de que estemos conscientes de que pertenecemos a este nivel. Seguimos Puerto Rico. ¡Confía!”, exclamó el hombre que la espetó de media cancha para sepultar al Dream Team estadounidense en aquel grito de Atenas olímpico de 2004.

Como dirigente Casiano ha experimentado eso de sacar agallas en torneos inmensos, pero como jugador, el topo que invitó a pelear a Tracy McGrady en pleno juego en el Clemente tras aquel exjugador de NBA intentó humillarlo con comentarios racistas, sabe cómo se bate el cobre. Es un feeling que le transmite de lo más bien a sus soldados.

balkman

“Ese siempre es el mensaje, que nosotros no somos menos que nadie”, dijo el asistente Manolo Cintrón en conversación con El Calce desde China.

“Aquí venimos a competir y en esta primera ronda nos tocó con Irán, España y Túnez. Con todos salimos a competir. Y a Túnez hay que ganárselo, sí o sí”, explicó el siempre jovial Manolete.

Sí, Eddie y Manolo ya lo saben y se supone que usted que lee esto también lo sepa: Puerto Rico juega uno de los mejores baloncestos del mundo. A las 4:00 a.m. de mañana, miércoles, a los soldados basquetboleros del archipiélago borincano les toca seguir enseñándole esto el planeta, cuando se midan ante Túnez, el campeón de la Copa Africana, que se fue a los puños durante una mitad con España en el inicio de la Copa Mundial, y que ayer venció, 79-67, a Irán, guiados por 22 puntos, 15 rebotes y cinco tapones de Salaj Mehri, un centro sietepiesino que durante años compartió camerino con José Juan Barea en Dallas, y la otrora estrella de UCLA Michael Roll, quien echó 16 con cinco asistencias. Manolo entiende que no hay razón para dejarse meter las cabras de Tunisia.

Pienso que Túnez es un equipo parecido a Irán, un equipo alto, con el típico juego de pasar hacia adentro y si no se puede, devolver la bola a la distancia”, destacó Cintrón.

“Pero el grande de Túnez no es como el de Irán, que es bien ofensivo y un gran pasador. Este centro de Túnez, que jugó con los Mavs, es más defensivo”, apuntó, comparándolo con el iraní Haddadi, quien en la NBA militó con los Suns de Phoenix y los Grizzlies de Memphis.

Cintrón – sargento del scouting de la selección nacional – subrayó que con Túnez “la ofensiva fluye de la posición uno a la cuatro” y que “vamos a tener las manos llenas con las rotaciones”.

“Tenemos que ser consistentes”, explicó.

“Ellos le jugaron muy bien a España durante la primera mitad, así que sabemos que salen calientes. Pero nosotros estamos en un buen momento. Estamos en un buen momento. El pueblo lo está viendo. Los que dudaron ya no deben dudar. Puerto Rico sabe jugar bien el baloncesto”, finalizó.