Suspenden órdenes de arresto por narcotráfico contra Luis Castillo y Octavio Dotel

“Todo se ha aclarado”, dijo Castillo.

Tras ser interrogado por las autoridades, los fiscales desistieron de la persecución contra el exbeisbolista dominicano Luis Castillo, mientras que su homólogo, Octavio Dotel, fue liberado en la víspera, pero a cambio de garantías económicas.

“El Ministerio Público suspendió la orden de arresto obtenida contra el expelotero de Grandes Ligas, Luis Castillo, luego de haberlo entrevistado y éste presentar la documentación que aclaraba una operación que inicialmente lo vinculaba con esa organización criminal”, informó mediante un comunicado la Procuraduría Especializada Anti Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo.

El Ministerio Público explicó que la investigación inicial al expelotero surgió luego que en el transcurso de las pesquisas se identificara un inmueble relacionado a los bienes de César Emilio Peralta, alias “El Abusador”, cuya compra realizada por Castillo parecía irregular debido a errores en las fechas de los contratos, y que a entender de la autoridad evidenciaba simulación y préstamos ficticios.

Esta situación, sumada a que los investigadores dicen que contaban con evidencias de que Peralta utilizaba a otro pelotero para lavar el dinero proveniente del narcotráfico, dio lugar a su mención en el caso, según indicó la dependencia oficial.

“Todo se ha aclarado”, dijo Castillo a periodistas tras salir de su interrogatorio. “Gracias a Dios está todo bien en la Procuraduría y los jueces hicieron su trabajo”.

Castillo indicó que no se había presentado en el país con anticipación, ya que al vivir en Estados Unidos debió recopilar todas las pruebas de su inocencia para presentarlas ante la justicia de su país.

castillo

En cuanto a Octavio Dotel, un juzgado le impuso el jueves una garantía económica por un equivalente a más de 19.000 dólares e impidió su salida del país, además de fijarle visitas mensuales al tribunal como medida preventiva, luego que el Ministerio Público lo acusara de colaborar para el lavado de activos provenientes de una red regional de narcotráfico, ya que en su condición de exjugador de Grandes Ligas podía mover importantes sumas de dinero sin levantar sospechas, de acuerdo al documento depositado por los fiscales ante el tribunal, al cual Associated Press tuvo acceso.

El hecho que durante los allanamientos los fiscales encontraron un arma de fuego ilegal en un vehículo bajo control de Dotel fue uno de los elementos que el juez ponderó para aplicarle la medida cautelar.

Por el desmantelamiento de esta red se encuentran detenidas al menos 10 personas, incluyendo a cuatro cabecillas, los cuales están pendientes de deportación a Estados Unidos.

Peralta, líder de la estructura, se encuentra prófugo, por lo cual las autoridades lo buscan y ya emitieron una alerta internacional.

Castillo, de 43 años, fue un segunda base seleccionado tres veces al Juego de Estrellas. También ganó en tres ocasiones el Guante de Oro y fue campeón de la Serie Mundial con los entonces llamados Marlins de Florida en 2003.

Dotel, de 45 años, jugó para equipos como los Tigres de Detroit, Cardenales de San Luis, Azulejos de Toronto, Rockies de Colorado, Dodgers de Los Ángeles, Piratas de Pittsburgh, Medias Blancas de Chicago, Bravos de Atlanta, Reales de Kansas, Yanquis de Nueva York, Atléticos de Oakland, Astros de Houston y Mets de Nueva York, estableciendo un récord como el beisbolista que ha jugado con más equipos en la MLB.