Jugadoras de handball se negaron a usar bikinis por ser discriminatorio

Fueron respaldadas por la federación de su país, que hizo una moción para modificar el reglamento de la IHF que obliga el uso de esta prenda en torneos de playa

Las seleccionadas de beach handball de Noruega rechazaron usar este fin de semana bikinis para jugar su partido por el tercer puesto del torneo europeo de la especialidad frente a España por considerar la medida impuesta por la Federación Internacional de Handball (IHF) de "discriminatoria", "anticuada" y que "sexualiza a la deportista".

La decisión de las jugadoras fue respaldada por la federación de handball de su país, que anunció que está dispuesta a pagar una eventual multa o recibir una sanción deportiva por la infracción al reglamento oficial de la IHF, que según reveló la seleccionada nórdica Katinka Haltvik a la señal pública noruega de NRK, le costará a cada jugadora 50 euros.

"Estamos todos en el mismo barco y por supuesto que asumiríamos a nuestro cargo una eventual multa", dijo el presidente de la Federación Noruega de Handball, Kare Geir Lio.

La historia de desencuentros de las deportistas noruegas con el reglamento de la IHF viene de hace años, al igual que otras disciplinas de playa, que en el caso particular de las mujeres, las obliga a usar prendas diminutas para participar de los campeonatos. Una situación que muchas seleccionadas nórdicas han considerado como "denigrantes" y "poco práctico".

"Lo más importante en estas competencias es disponer de uniformes con los que las deportistas estén cómodas. Debería ser una elección libre en el marco de las reglas estandarizadas", enfatizó Geir Lio, que en el duelo por la medalla de bronce contra España, permitió a sus jugadoras usar shorts azules en vez de los bikinis.

Más allá del resultado final, victoria de las españolas por 23-22, la rebeldía de las noruegas fue lo que más opiniones dejó en el mundo del deporte, y fue la Federación Europea de Handball la que indicó está al tanto del episodio, aunque aún no ha decidido si habrá o no sanción para las noruegas, aunque sí reconocieron que en los próximos meses discutirán una moción de Noruega que busca modificar las actuales reglas del deporte.

"La EHF (federación europea) está comprometida en hacer avanzar este asunto en interés de sus federaciones miembro, pero debe quedar claro que un cambio en las normas solo puede producirse a nivel de la IHF", afirmó Andrew Barringer, vocero de la federación europea.