Haters de los Celtics no pudieron evitar derrota ante Brooklyn

"Los aficionados deben madurar en algún momento”

Los Celtics de Boston abrieron su arena a máxima capacidad el domingo, justo a tiempo para que los aficionados locales abuchearan y maldijeran —y cosas peores— a Kyrie Irving cada vez que el base tocaba el balón.

Probablemente fue su última oportunidad.

Irving aportó 39 puntos y 11 rebotes para silenciar a la primera casa llena postpandemia en el TD Garden, y Kevin Durant agregó 42 tantos para dar a los Nets de Brooklyn una victoria de 141-126 sobre Boston y una ventaja de 3-1 en la serie de primera ronda de los playoffs.

Al término del encuentro, mientras Irving abandonaba la cancha fue golpeado por una botella arrojada desde las tribunas. Las imágenes de televisión mostraron a Irving y al base de los Nets Tyler Johnson viendo hacia las tribunas y apuntando; un video difundido en las redes sociales parece mostrar a policías llevándose a un hombre esposado, vistiendo una camiseta de Kevin Garnett.

“Los aficionados deben madurar en algún momento”, declaró Durant. “Sé que el haber estado en casa durante un año y medio… ha causado estrés en la gente, pero cuando acuden a estos partidos deben comprender que estos hombres son humanos. No somos animales. No estamos en el circo”.

El incidente se asemeja a lo sucedido cuando un aficionado de Filadelfia arrojó palomitas a la estrella de los Wizards Russell Westbrook. Los 76ers vetaron al aficionado de sus partidos de manera indefinida.

Irving dijo que no cree que vetar o incluso arrestar a los aficionados revoltosos sea suficiente para resolver el problema, que atribuyó al “racismo subyacente y al trato dado a personas como si se encontraran en un zoológico humano”.

“La gente se siente con muchos derechos estando ahí”, afirmó Irving, que jugó con los Celtics de 2017 a 2019 y la semana pasada declaró que fue objeto de racismo durante su periodo en la ciudad.

“Como un hombre negro que juega en la NBA, el lidiar con muchas de estas cosas es una dificultad enorme. Uno nunca sabe qué va a suceder”, aseveró. “Es simplemente inaceptable que ocurran estas cosas. Pero seguimos adelante”.

Un vocero de los Celtics y una portavoz del TD Garden no respondieron de momento la peticiones de comentarios.

James Harden agregó 23 puntos y la mayor cantidad de asistencias de su carrera en postemporada con 18 para la causa de Brooklyn.

El quinto partido se jugará en Nueva York el martes, cuando los Nets tratarán de avanzar a las semifinales de la Conferencia Este por primera vez desde 2014.

Los 104 puntos anotados por el trío conformado por Durant, Irving y Harden igualó un récord de playoffs de la NBA para tres compañeros de equipo establecido por John Havlicek, Jo Jo White y Dave Cowens con Boston en 1973 y que fue empatado en 1986 por Dominique Wilkins, Randy Whitman y Spud Webb con Atlanta.