¿Por qué Súper Porky es una leyenda de la lucha libre mexicana?

El estelar luchador mexicano perdió la vida a los 59 años de edad, por problemas de salud que acumuló con el paso del tiempo.

El Brazo de Plata, también conocido como Súper Porky, perdió la vida a los 59 años de edad, tras sufrir varios problemas físicos en los últimos años.

Fue uno de los grandes exponentes de la lucha libre, por lo que el pancracio azteca está de luto con su partida.

Falleció Brazo de Plata, la leyenda de la lucha libre mexicana

Fue durante la década de los años 80, cuando el esteta alcanzó su mejor momento en los encordados, al hacer equipo con sus hermanos, en una tripleta denominada "Los Brazos".

Toda su vida estuvo rodeada por la lucha libre, ya que su padre, Shadito Cruz, fue una de las grandes leyendas del pancracio azteca.

Por tal motivo, Súper Porky siguió el legado de la familia Alvarado, que años más tarde fue defendido por Psycho Clown y Máximo, sus hijos.

El mote de Brazo de Plata se deriva del primer nombre de su papá, quien se hacía llamar El Brazo de Oro.

Junto a sus hermanos tuvo una de las rivalidades más recordadas en la década de los años 80, contra los Villanos.

De hecho, el 21 de octubre de 1988, en Monterrey, Nuevo León, dieron una gran exhibición en el cuadrilátero, combate al que se le denominó “La lucha del siglo”.

Durante 20 años, Súper Porky se mantuvo como esteta activo en el Consejo Mundial de Lucha Libre, empresa que vio sus mejores años sobre la lona.

Su sobrepeso lo hizo ganarse el apodo de Súper Porky, pero esto no le molestó en absoluto. Al contrario, utilizó su mote para saltar a la fama.

En el CMLL fue campeón de todo; sin embargo, en 1993 se hizo del cinturón mundial de peso completo, su máximo galardón.

Pocos lo saben, pero, en 2005, Brazo de Plata incursionó en la lucha estadounidense, en específico en WWE, en donde tuvo una breve intervención.

Sus últimos años de vida no fueron lo mejor para la leyenda de los encordados, luego de quedar en la ruina.

De hecho, el esteta estuvo vendiendo máscaras y playeras que utilizó, con la intención de recaudar dinero para solventar sus gastos.

“Le agradezco mucho a Psycho Clown por ayudarme económicamente y moralmente, así como a mi hija, la Muñeca de Plata, que son mi vida; todos mis hijos me ayudan, unos económicamente, otros con alientos, otro me viene a ver, la otra me ayuda a vender cosas. Es una familia que no me deja y no me están lastimando.

“Yo quedé en la ruina, pero no por drogadicto. Tuve el error de decirles que fui drogadicto, que sí lo fui, pero gracias a la lucha libre dejé de ser un drogadicto. Hoy no tengo para pagar mis operaciones, que son prótesis en la rodilla, en la cadera y en el hombro, pero tengo un doctor que se llama Jorge Fernando que es de la Comisión de Box y Lucha de Zacatecas que me manda todos mis medicamentos y todo; han pasado nueve años y no me he operado. Una prótesis es biónica y cuesta como dos millones, es un dineral”.

Super Porky, en entrevista con Medio Tiempo.