Por estas razones Roger Federer es una leyenda del tenis

El atleta suizo quiere coronar su carrera en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al buscar la presea de oro.

Roger Federer se ha convertido en uno de los íconos contemporáneos del tenis. Su capacidad deportiva lo tiene como una leyenda que, pese a sus 40 años, sigue buscando dejar huella.

Hace algunos días, el suizo consiguió su clasificación a los Cuartos de Final de Wimbledon, tras vencer por parciales 7-5, 6-4 y 6-2 al italiano Lorenzo Sonego.

Por estas razones Roger Federer es una leyenda del tenis

Con esta victoria, Roger escribió su nombre con letras doradas en el Grand Slam de Londres, al convertirse en el primer tenista de 40 años que llega a esta instancia.

El nivel que está mostrando Federer ha dejado perplejos a los aficionados del deporte blanco, ya que hace una temporada se sometió a dos cirugías de rodilla.

Pero el originario de Basilea, Suiza, no dejó que sus males se apoderarán de él, por lo que sigue compitiendo a un alto nivel en el rectángulo.

En 1999 arrancó su participación en los cuatro torneos más destacados del tenis, pero fue hasta 2003 cuando pudo levantar su primer trofeo importante, precisamente en Wimbledon.

A partir de ese momento arrancó un legado, en el que ha demostrado ser uno de los monstruos del deporte blanco.

Hasta ahora, Roger acumula 103 torneos ganados de la ATP, entre los que destacan 20 trofeos de Grand Slam, récord que comparte con el español Rafael Nadal.

En el ranking individual, Federer consiguió cuatro años consecutivos mantenerse en el primer puesto, de 2004 a 2008.

De hecho, lo más bajo que ha estado en la clasificación fue en 2016, cuando se posicionó en la sexta posición.

La hierba es la cancha favorita del suizo, por lo que en el Reino Unido podría sumar su título número 21 de los máximos circuitos.

El suizo participará en Tokio 2020

Pese a todo, la ambición del tenista de Basilea no cesa, por lo que en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 buscará la medalla de oro individual que tanto se le ha negado.

Esta será la quinta participación de Roger, tras ser parte de Sídney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012.

De hecho, ya consiguió una presea dorada, pero en dobles con su compañero Stan Wawrinka, por lo que buscará el reconocimiento individual para seguir acrecentando su legado.

En 2012 estuvo cerca de conquistar la justa veraniega, pero el británico Andy Murray le arrebató el sueño al consagrarse en su casa.

Para los Juegos celebrados en Río 2016, Roger Federer tuvo que ausentarse por una lesión, por ello estos pintan para ser su última participación en un torneo de esta índole.

“Estaba dispuesto a sacrificar ciertas cosas para estar ahí en la pista e intentar poner el físico a punto para Wimbledon. Es muy gratificante poder hacerlo, aunque veremos cuánto más me queda en el tanque. Era importante ganar en sets corridos, pero ahora hay que mirar hacia adelante y pensar en la siguiente ronda.

“Es lindo ver cómo el trabajo que realicé para recuperar la rodilla valió la pena y estoy apto para jugar al mejor de cinco parciales. No es lo mismo jugar cinco días seguidos al mejor de tres que hacerlo cada dos, pero al mejor de cinco. Uno necesita diferentes atributos. Lo mismo ocurre con disputar torneos de manera consecutiva, situación que uno cuando es joven ni se pregunta, pero en mi caso existía un signo de interrogación bastante grande porque debía demostrarme que realmente podía hacerlo”.

Roger Federer, tenista suizo