Piden castigo para fanáticos violentos en el fútbol

Están a lo loco

FRANCIA PAYET

El fútbol francés tiene que adoptar “una concienciación radical” tras un nuevo episodio de violencia por parte de hinchas en un partido de la liga entre Lyon y Marsella, afirmó el lunes la ministra de deportes del país.

La violencia acaecida el domingo constituye el más reciente de una serie de alarmantes incidentes en Francia.

“Lo ocurrido en Lyon es intolerable", dijo la ministra de deportes Roxana Maracineanu. “Necesitamos sanciones y que todos los actores del fútbol respondan con una concienciación integral, inmediata y radical”.

El clásico fue suspendido luego que el volante marsellés Dimitri Payet fue golpeado en la cabeza por una botella de agua que fue lanzada por un aficionado cuando apenas habían transcurrido cuatro minutos y el marcador 0-0.

“Dimitri Payet cuenta con todo mi respaldo", dijo Maracineanu. “No podemos permitir que los futbolistas sean agredidos de esta forma. Semejantes actos deben derivar en la interrupción inmediata de los partidos como mínimo”.

Incidentes similares han estremecido el campeonato francés desde el inicio de la actual temporada, con Marsella involucrado en varios. La liga francesa señaló que la violencia está “destruyendo la imagen de la liga en Francia y en el exterior”.

El ministerio de deportes informó que el martes se realizará una reunión entre el gobierno y dirigentes de la liga, la federación francesa, clubes y árbitros. La finalidad del encuentro será analizar los incidentes recientes y buscar maneras de frenarlos durante el resto de la temporada.

En agosto, el partido entre Niza y Marsella fue suspendido cuando hinchas lanzaron proyectiles e irrumpieron en la cancha. Payet también fue impactado por una botella en ese partido, tirándola de vuelta a la grada. Jugadores y empleados de los equipos se vieron involucrados en la gresca. Al Niza le descontaron un par de puntos como sanción, aunque uno quedó en suspenso.

Al comienzo de la temporada, hinchas de Montpellier arrojaron objetos a jugadores de Marsella, con el volante Valentin Rongier sufriendo un corte en el labio. En septiembre, Angers y los simpatizantes del visitante Marsella irrumpieron en la cancha para pelear entre ellos.

Según el diario deportivo L’Equipe, cuatro personas han sido detenidas por lo ocurrido el domingo.

La liga francesa deploró la agresión a Payet, y agregó que el jugador también fue foco de “insultos de carácter discriminatorio”.

Después de una reunión de emergencia de su comisión disciplinaria, la liga dijo anunció que Lyon deberá jugar sin público en su estadio, hasta que se tome la decisión final el 8 de diciembre. La liga también deberá decidir si el partido contra Marsella deberá repetirse.