El picheo de los Gigantes está que corta

Ha sido la clave del éxito de Carolina en el arranque de la invernal.

La temporada de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC) apenas acaba de comenzar. Los Gigantes de Carolina solo han jugado tres partidos, pero su picheo está que corta.

El cuerpo monticular de la novena de la tierra de Roberto Clemente no ha permitido carreras limpias y sus 11 lanzadores pueden decir que tienen efectividad perfecta. Los Gigantes juegan para 2-1, pero ese único juego perdido fue resultado de carreras sucias.

El lanzador Layne Henderson cargó con esa derrota. En total, han sido dos las carreras sucias que han permitido los Gigantes, que no jugaron anoche y que hoy, a partir de las 7:17 de la noche, vuelven a la carga cuando visiten a los Criollos de Caguas.

Los abridores de Carolina han brillado. Héctor Santiago, Giavanni Soto y Miguel Martínez le dieron tres sólidas aperturas al equipo, cada uno lanzando por espacio de cinco capítulos. Santiago y Martínez, entretanto, son los dos que se han apuntado triunfos.

En el caso de Santiago, que tuvo la responsabilidad de abrir el primer partido de la campaña, no permitió hits en su salida y ponchó a nueve bateadores de los Criollos. Esa labor de Santiago se combinó con el relevo del importado Seigi Tanaka. El japonés lanzó dos entradas más sin hits y ponchó a otros cinco bateadores de Caguas.

De los ocho relevistas de Carolina, cinco no han permitido hits hasta el momento. Además, entre todos acumulan 15 ponches en 11.2 entradas trabajadas por el bullpen.

miguel Martinez

Sin incluir los resultados de los partidos de anoche, los Gigantes figuraban segundos en ponches, con 27, detrás de los Indios de Mayagüez, que acumulaban 31. No obstante, los brazos de Carolina se han mantenido por la goma, liderando la liga hasta el momento en el departamento de bases por bolas. Los Gigantes se han limitado a repartir tres boletos gratis en tres juegos, a pesar de que 11 lanzadores se an trepado a la lomita.

Otro detalle de los lanzadores de Carolina es que en los primero tres juegos no han recibido jonrones. Los Gigantes son el único equipo al que no le han desaparecido una pelota hasta la fecha.

Curiosamente, los bates de los Gigantes no han sonado mucho, a pesar del éxito de su lanzadores. Luego de tres juegos, solo seis bateadores han pegado hit. Para el partido de esta noche llegan con .148 de promedio de bateo (13-88) y con 21 ponches.

Anthony García registra el mejor promedio ofensivo de Carolina, sacando el bate para .444 (4-9), pero aún no ha empujado carrera. El campo corto Ozzie Martínez le sigue con .333 (3-9) y ha empujado dos de las cinco carreras que han anotado los Gigantes., que son el equipo que menos carreras ha anotado en el torneo luego de tres compromisos. Martínez y Aldemar Burgos son los únicos dos bateadores que se han ido para la calle en el equipo.