Panamá buscará plantar bandera en Puerto Rico, como en 1950

Panamá va en busca de su tercer título caribeño

En la pasada edición de la Serie del Caribe Panamá dio un palo kilométrico cuando se coronó con los Toros de Herrera. Poco se sabía de aquel equipo que apenas comenzaba a dar sus primeros pasos en la renovada Liga Profesional de Béisbol de Panamá (PROBEIS).

Sin embargo, la poca fama de los Toros no fue impedimento para que los panameños se hicieran con el título regional en el 2019. Defendieron su casa luego que las tensiones políticas en Venezuela provocaran un cambio de sede a última hora. El estadio Rod Carew se llenó de vida y Panamá le dio lo suyo a los Leñadores de Las Tunas (Cuba) en una final que no se repetirá en Puerto Rico, pues los cubanos no participarán en esta ocasión, también por asuntos más políticos que deportivos.

Panamá volverá a ser representado por un equipo desconocido en la Serie del Caribe. Los Astronautas de Chiriquí serán los responsables de defender el título caribeño en suelo boricua. Curiosamente, esta franquicia surgió como resultado del campeonato conseguido por los Toros el año pasado, luego que los directivos del torneo panameño le abrieran las puertas a inversionistas venezolanos que apostaron al béisbol centroamericano.

La corona conquistada por Panamá el año pasado fue apenas el segundo título en la historia del país. El primero lo consiguió la novena de Carta Vieja, en la segunda edición de la Serie de Caribe, celebrada en San Juan, en 1950.

“Es un equipo de expansión. Debutaron en la liga y qué bueno que ganaron”, manifestó el presidente de PROBEIS, David Salayandía. “Es un equipo muy equilibrado y que, ahora, van a representar a Panamá con un equipo reforzado con peloteros que jugaron en la liga. El picheo es la fortaleza de ese equipo”, agregó Salayandía sobre el conjunto que tiene como uno de sus dueños al exgrandeligas venezolano, Luis Sojo.

La primera cita de Panamá en la Serie del Caribe este año será ante los Cangrejeros de Santurce el sábado a las 8:00 de la noche. Los Cangrejeros terminaron su participación el año pasado en Panamá sin saborear el dulce de la victoria, con marca de 0-4.

“No hay ninguna presión. Sabemos que tenemos que salir el mismo béisbol de siempre. La presión se la pone uno mismo, pero nosotros estamos preparados. Vamos a salir a jugar béisbol”, declaró a la prensa panameña el posible abridor por los Astronautas en el juego contra Santurce, Harold Araúz.

Araúz, un lanzador derecho de 24 años y 6' 2” de estatura, militó con los Memphis Redbirds el año pasado, filial Triple-A de los Cardenales de San Luis en la Pacific Coast League. El natural de Chiriquí finalizó con marca de 7-2 y efectividad de 5.93 en 13 juegos, incluyendo nueve aperturas.

Uno de los aspectos más llamativos del equipo de Panamá es su dirigente Julio Mosquera, quien es dirigente de los Charleston RiverDogs en las menores. Los RiverDogs son la filial Clase A Media de los Yankees de Nueva York.