“No estoy orgulloso de lo que pasó, ni espero que me perdonen… Yo vengo a trabajar”

Alex Cora fue presentado hoy como dirigente de los Medias Rojas de Boston.

 

A pesar de que el tiempo de pedir perdón ya pasó y llega el momento de enfocarse a trabajar, Alex Cora sabe que el pecado beisbolero del que se le acusó, el error que admitió y por el que pagó, puede saltarle en la cara todos los días en el resto de su vida en Las Mayores.

“A todos los fans del béisbol, aquí estoy, lo acepto. He sido humillado por toda esta situación. He aprendido mucho”, expresó Cora ayer al ser presentado por los Medias Rojas de Boston como su dirigente para la venidera campaña de las Grandes Ligas.

Cora regresa con un contrato de dos años asegurados con el equipo teniendo una opción para el 2023 y el 2024. Hoy, martes, fue presentado en conferencia de prensa virtual junto al presidente y CEO de los Medias Rojas, Sam Kennedy, el oficial en jefe de béisbol Chaim Bloom y el gerente general Brian O’Halloran.

cora

“Me disculpo nuevamente. Merezco lo que sucedió. No es algo de lo que me siento orgulloso. Pero pasé por todo el proceso, por una investigación y recibí mi falta. Y pagué. Y me arrepiento, y me disculpo con la organización por ponerla en tan difícil posición. Yo nunca creía que iba a ser posible regresar. Pero se pudo”, dijo de cara al mundo Cora.

Bloom explicó que se comunicó con el boricua tan pronto se venció la suspensión que le impusiera Major League Baseball (MLB) por su participación en el esquema de hurto de señales de los Astros de Houston durante la temporada 2017, en la que los Astros quedaron campeones, con Cora como parte de su staff de coaches.

“Lo que le agradezco es que primero quería hablar conmigo, como persona, nada de béisbol”, dijo Cora.

“Así que hablamos. Yo quería saber qué había pasado del propio Cora”, recordó Bloom.

Bloom dijo que el principal factor para regresar con Cora es su harto conocimiento de béisbol y lo bien que entiende a una organización con tantas virtudes y defectos como lo es Boston. Además, los jugadores confían en el puertorriqueño, lo que fue vital para que los Medias Rojas tuvieran la temporada de ensueño que vivió en 2018, cuando Cora los guió al campeonato de las Grandes Ligas apenas perdiendo un partido en la Serie Mundial y dos en la postemporada.

 

Mira también: 

Cronología: La travesía del dirigente Alex Cora con los Medias Rojas de Boston

 

Como ya ha sido resaltado, Cora fue castigado por sus acciones con Houston, aunque con Boston solamente fue disciplinado el operador de repeticiones en video del club, quien fue suspendido para la campaña 2020, incluyendo la postemporada. Boston cedió una selección de segunda ronda en el sorteo de novatos de 2020. Sobre Cora, Rob Manfred dijo que quedaba suspendido hasta que acabara la postemporada de Grandes Ligas, pero por sus acciones en Houston, nada que ver con Boston.

Al cuestionársele sobre si pasó con ficha ahí, Cora aceptó que cuando llegó de Houston a Boston a finales de 2017 sabía que había algunas técnicas que “no podía usar acá”, en alusión a las tendencias por las que fue señalado en la investigación de Grandes Ligas cuando estaba con los Astros.

“Pero yo no estoy pidiendo que me perdonen. Tampoco que hagan de esto un gran comeback story. A los fans de Boston no les pido que me perdonen, pero que me respalden porque juntos buscamos ganar”, articuló.

“No estoy orgulloso de lo que pasó, ni espero que me perdonen… Yo vengo a trabajar. Las cosas no pasaron como debieron pasar y eso es algo que yo acepto. Seguir hacia delante por la ciudad de Boston”, finalizó.