VIDEO: El entrenamiento no para en ruta al sueño olímpico

Hablamos con la boxeadora Ashleyann Lozada y el preparador físico Patrick Chutney sobre cómo ha fluido el acondicionamiento durante la pandemia.

En breve le toca otro entrenamiento matutino en plena pandemia y la boxeadora Ashleyann Lozada, que aspira aún a competir en las Olimpiadas, respira cómoda en su nueva realidad

"Es que ya, como con Patrick llevábamos trabajando desde diciembre, pues yo siento todo normal", expresa al conversar con El Calce y Metro sobre entrenar en medio de la pandemia.

"Vemos a Patrick desde las cámaras y él es muy bueno explicando. De por sí, el entrenamiento dura mucho tiempo, él lo explica y uno va acoplándose al ritmo. Yo me siento igual cuando entraba con él", apuntó la boxeadora del circuito federativo internacional, quien dede su casa en Barranquitas graba los entrenamientos que a diario le imparten desde San Juan.

teletraining

Mientras, Patricio 'Patrick' Chutney, preparador físico del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR) encargado de este y muchos otros entrenamientos, sabe que en estas cuestiones no hay nada como el contacto directo y en persona con el atleta. O sea, el Zoom brega, pero, pues, "la mayor diferencia es el contacto personal".

"En persona yo te puedo tocar y decir: 'muéveme ese hombro' o 'la rodilla está fuera de lugar en su ángulo'. A través del Zoom o mediante el entrenamiento virtual es más: 'dale 'pa 'lante. No, eso es mucho, eso es mucho. Dale más pa' atrás'. Y pues, ese tipo de gestiones cuesta, mano, porque tú no estas presente. Algo que tu resuelves en 5 segundos te toma ahora un minuto, pero ahí vamos", se sincera, por otro lado. Chutney, dejando que se pierda una risita por el auricular.

Es la actual realidad que vive el deporte de alto rendimiento en Puerto Rico y a nivel mundial. Chutney indica que, junto al COPUR y el Departamento de Alto Rendimiento (DAR), ha logrado mantener una estructura de acondicionamiento para los atletas que ya habían clasificado a las Olimpiadas de Tokio 2020 o que, como en el caso de Ashley, estaban próximos a ponchar su boleto.

boxeadora

"Ya nosotros estábamos trabajando rumbo al evento final de clasificación a las Olimpiadas. Íbamos a Argentina, y en mi peso las posibilidades eran muy altas, pues he peleado con todas y la más fuerte, que ya la había dominado en par de guanteos, que creo que podría haberme sorprendido por ser local, era precisamente la boxeadora argentina Leonela Sánchez, pero la eliminaron por dopaje", explicó Lozada sobre el evento clasificatorio en Buenos Aires pautado para el 14 de marzo, cancelado en pleno inicio del toque de queda planetario por la pandemia.

Ahora, todo correspondiente a la competencia está detenida y hay que agudizar el acondicionamiento físico.

"En lo que esperamos a que todo vuelva a la normalidad, Patrick se ofreció a entrenarnos. Llevo dos meses entrenando con él a diario y ahora acoplé la carrera, porque dieron permiso para correr en las pistas. Por la tarde hago más cosas del boxeo, con respecto a la técnica y velocidad, cosa de mantenerme. También hacemos pesas, y otros trabajos para mantener la condición de nuestros cuerpos", señaló Lozada sobre lo que es un día normal para ella y sus compañeras de escuadra en la selección nacional de boxeo, Stephanie Piñeiro y Tatiana Ortiz, quienes también aspiran aún a su boleto olímpico.

Chutney explica que "el mayor ajuste que hicimos fue ponernos en modo de offseason".

teletraining

"Bajamos la carga y nos enfocamos en trabajar áreas específicas, como las habilidades técnicas, o si había  tipos de lesiones viejas o recurrentes, las hemos trabajado, pues a veces estás resentido pero sigues compitiendo. Esas lastimaduras leves las estamos trabajando, al igual que mucho esfuerzo físico para prevención. Trabajamos mucho también el control de peso, porque ahora mismo los atletas están con mucho menos gasto calórico al que tenían y es importante velar por eso", explicó.

Como otros ejemplos de entrenamientos a través de televideo, Chutney también citó el ejemplo del trabajo que en equipo que haceel "Team WAR", compuesto los corredores de 800 metros Wesley Vázquez, Ryan Sánchez y Andrés Arroyo, quienes trabajan con él, con la terapeuta atlética Daylin Chacón y con la nutricionista Carmen Nevarés.

También, mencionó las sesiones que ha realizado el entrenador Omar González con preseleccionados nacionales de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, en las que repasa videos de partidos para identificar deficiencias en defensa y ofensiva y trabajar con ellas. Lo mismo, recordó, ha sucedido en la Federación de Tenis de Mesa, donde el nacional Brian Afanador ha insertado el análisis de video en sus sesiones de tele-entrenamiento.

"Además, hay atletas con equipo en la casa, pero hay atletas que están sin equipo en la casa, y a esos le hemos hecho llegar equipo de entrenamiento del mismo gimnasio del COPUR", subrayó también sobre la labor que le ha tocado.

"Hay que entender que no hay competencias, pero ya están hablando de posibles fechas. No se sabe si eso pasará, por cómo están las cosas. La Liga de Diamantes de Atletismo, por ejemplo, dice que vuelve en agosto, pero no sabemos. Mi intención es que cuando se abran las compuertas, nuestros atletas están en la mejor forma posible. La idea es robarme el tiro. Ya yo tengo una base, ya hice la zapata, y cuando se acabe esta pandemia, vamos a levantar más edificaciones", resumió Chutney, aplicando metáforas que quizás aprendió en sus experiencias con el dirigente de baloncesto Julio Toro, "un caballo de la sicología deportiva".