Nadadora nacida en año 2000 se consagra con dos oros en Tokio 2020

Ariarne Titmus ya suma dos preseas doradas en los Juegos Olímpicos; sólo le falta la medalla de los 800 mts.

Ariarne Titmus se ha convertido en la nueva reina de la natación femenina, al cosechar dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Con tan sólo 20 años, la australiana ha demostrado que la calidad no está peleada con la edad, por lo que ya es una líder en la justa veraniega.

Ariarne Titmus, la "Terminator" australiana de Tokio 2020

Además, en la prueba de 400 metros libres impuso nuevo récord olímpico, un plus que la puso en los primeros planos del deporte mundial.

Titmus consiguió un resultado histórico, ya que dejó en la segunda posición a Katie Ledecky, la atleta estadounidense que era la favorita para conquistar el oro.

Katie dominó los primeros 250 metros de la competencia; sin embargo, no pudo mantener el ritmo durante todo el tramo, por lo que la juventud de Ariarne fue un factor determinante.

El duelo se repitió en la prueba de 200 metros. Sin embargo, la australiana volvió a demostrar su poderío y le arrancó la presea dorada a Ledecky por segunda ocasión.

Las redes sociales se volcaron en elogios hacía Ariarne, quien ya es llamada la “Terminator” australiana.

Lo que más causó sorpresa en la web fue el año de nacimiento de Titmus, ya que representa a la nueva oleada de atletas nacidos en el año 2000.

Su carrera en la alberca comenzó cuando tenía siete años, en su natal Tasmania, una pequeña isla ubicada en Australia.

Con el paso de los años se dio cuenta que contaba con un gran potencial para destacar. De hecho, en 2019, fue campeona mundial de los 400 metros libres, en donde también venció a Ledecky.

Aunque la estadounidense es su rival a vencer, para Ariarne es un ejemplo a seguir. Incluso, en repetidas ocasiones ha expresado la admiración que tiene por Katie.

La Música, su inspiración

Como muchos atletas, Ariarne Titmus utiliza la música como inspiración para dar lo mejor de sí en la alberca.

De hecho, antes de cada competencia, suele poner canciones que le recuerdan a su madre, todo para entrar aún más decidida.

“Soy muy fanática de Shawn Mendes y de verdad que amo todas sus canciones. Nunca utilizo la música antes del entrenamiento. Sólo utilizo las canciones antes de las competiciones, y no se trata sólo de meterme en ambiente de competición, sino para separarme de otras personas y asegurarme de que no hablo con nadie para estar muy concentrada.

“La lista de reproducción de mi madre es de rock de la década de los años 90 y 80, y aunque no son mis canciones favoritas, el ritmo me pone en el humor que necesito para encarar la carrera. Mis principales herramientas de motivación son el autoconocimiento y la música”.

Ariarne Titmus, nadadora australiana