Mónica Puig "sirvió" la primera bola del juego de los Rojos junto a su novio

Un servicio olímpico y dorado.

La tenista puertorriqueña y medallista de oro de Río 2016, Mónica Puig, realizó un curioso hito histórico cuando se convirtió en la primera tenista puertorriqueña – ¡sufre, Gigi! – en servir con una raqueta la primera bola simbólica del partido de hoy entre los visitantes Cachorros de Chicago y los locales Rojos de Cincinnati.

Pero este momento deportivo tuvo un sabor especial para Puig, pues quién le recibió el servicio fue su prometido, el súper utility Derek Dietrich, considerado como el Kike Hernández de los Rojos.

Chequéense este gozo teni-beisbolístico y ¡¡¡¡que viva el amooor, el amooor, el amooooor!!!!

Mira el video de nuestros corresponsales en Twitter, Major League Baseball: