Miguel Cotto y Attenure buscan “batallar” contra las aseguradoras

El anuncio se dio en conferencia de prensa.

A casi dos años del paso de los huracanes Irma y María, Miguel Cotto y la firma Attenure Group LCC anunciaron que han unido esfuerzos para cobrar reclamaciones a las compañías aseguradoras que al sol de hoy no han respondido a los afectados por estos fenómenos naturales.

De acuerdo con el registro de corporaciones del Departamento de Estado, Attenure es una “Compañía de Responsabilidad Limitada Foránea con Fines de Lucro” organizada bajo las leyes de Delaware, debidamente autorizada a hacer negocios en Puerto Rico desde el 28 de febrero del año en curso y cuyos activos son $250,000.00, según el registro.

En una conferencia de prensa celebrada hoy en Carolina, Cotto y Attenure realizaron el anuncio oficial de su nueva campaña y hablaron un poco sobre el concepto de esta iniciativa enfocada, principalmente, en comercios y condominios.

“Atendemos las pólizas comerciales en su mayoría. Las pólizas residenciales tenían un periodo de caducidad de un año y se radicaron cientos de demandas en septiembre del pasado año. Los municipios, los condominios, las agencias de gobierno, son potenciales clientes nuestros en este proceso. Los individuos pertenecen a las pólizas residenciales”, indicó el ejecutivo de cuentas del grupo, Waldemar Ayala.

“Bajo el estado de situación actual las aseguradoras pueden estar muchos años ofreciendo ofertas que no cumplan con las expectativas de los asegurados y no reciben ningún tipo de penalidad. En ese sentido, Attenure representa la mayor oportunidad para los asegurados de recibir la paga de esos reclamos”, añadió Ayala.

Según se informó, este grupo, donde figuran varios bufetes importantes, como McConnell Valdés, por ejemplo, cobra por sus servicios una vez se atienden las reclamaciones y las aseguradoras responden. Sus ganancias podrían fluctuar entre 25% y 33% de la cantidad que  recibe el cliente, de acuerdo a la información ofrecida en la conferencia.

Por su parte, Cotto se limitó a sostener que su participación en esta iniciativa está basada en la “defensa” de los interesases de los puertorriqueños en el marco de sus reclamos a las aseguradoras. No obstante, informó que, en el plano personal, no tiene ningún problema de esta naturaleza, pues su residencia, a pesar de verse afectada con los huracanes, fue debidamente atendida ante la respuesta inmediata de su aseguradora.