Mahomes y los Chiefs reciben a unos Packers sin Rodgers

El duelo no va

NFL

Por segunda ocasión en tres años, la NFL prometió un duelo entre Patrick Mahomes y Aaron Rodgers. Y por segunda ocasión en tres años, todo quedó en promesa.

Apenas una semana después de acabar con el último equipo invicto de la liga, los Packers (7-1) viajarán a Kansas City (4-4) sin Rodgers por los protocolos COVID-19 de la liga.

Lo que podría ser una buena noticia para unos Chiefs necesitados de cualquier ayuda que puedan recibir, es una mala noticia para los aficionados al fútbol americano.

“Definitivamente es algo decepcionante”, dijo Mahomes el miércoles. “Lo he visto jugar durante mucho tiempo. Siento que tenemos un estilo similar. Siempre quieres enfrentarte a los mejores. Ojalá que esté saludable, no sea algo muy grave y vuelva más fuerte que antes”.

En 2019, el anticipado duelo entre Mahomes y Rodgers tampoco pudo concretarse por una lesión de rodilla que sufrió Mahomes en el duelo de la semana previa y Matt Moore estuvo a cargo de la ofensiva de los Chiefs en la derrota de 31-24.

Ahora, Green Bay tendrá que recurrir al inexperimentado Jordan Love — de titular por primera vez en la NFL — para intentar mantener vigente una racha de siete victorias.

Para Kansas City, la ausencia del reinante Jugador Más Valioso podría suponer un respiro, pero no soluciona ninguno de sus problemas. Los bicampeones vigentes de la AFC, sorpresivamente, buscan hilvanar triunfos por primera vez en la temporada lastrados, entre otras cosas, por inconsistencias a la ofensiva.

Mahomes, el mismo del contrato de 500 millones de dólares, encabeza a la NFL en intercepciones con 10. Las 19 pérdidas de balón de Kansas City son la mayor cantidad en la NFL y su defensiva no ayuda.

Los Chiefs han permitido al menos 27 puntos en seis de ocho partidos hasta el momento, tolerando al menos 300 yardas aéreas en siete oportunidades. Tampoco han podido derrotar a ningún equipo que actualmente tenga registro ganador.

Y si bien enfrente no estará Rodgers, sí estará una defensiva que únicamente ha permitido más de 22 puntos en dos ocasiones este año, una unidad que promedia apenas 24 unidades en contra por encuentro y es la sexta mejor en contra del pase en toda la NFL.