Lindsay Flach, la heptatleta que compitió embarazada en las eliminatorias de Tokio 2020

La heptatleta estadounidense buscó clasificarse a los Juegos Olímpicos, pero se quedó a un paso de la hazaña.

Lindsay Flach, heptatleta estadounidense, hizo historia en las pruebas preliminares a los Juegos Olímpicos de Tokio, luego de que realizó la competencia con casi cinco meses de embarazo.

La atleta de 31 años sorprendió con su incursión en el preolímpico de atletismo, pero su espíritu no le quitó el sueño de clasificarse a la justa veraniega.

Lindsay Flach, la heptatleta que compitió con casi cinco meses de embarazo

Lindsay tomó el puesto 15 de las 18 deportistas que buscaron un lugar en heptatlón, una competencia que se dividió en dos días, ya que está sujeto a varias disciplinas: peso, jabalina, salto de altura, 200 metros, 800 metros y 100 metros vallas.

La preparación para llegar a este punto no fue nada sencilla, pues Flach estaba teniendo cambios en su cuerpo. Incluso, la atleta pidió ayuda a sus médicos, para continuar entrenando con miras en los Juegos Olímpicos.

Lindsay demostró un gran espíritu deportivo. De hecho, lanzó bala y jabalina, hizo salto de altura, corrió los 200 metros, pero se retiró al poco de empezar los 800 metros, ya que su cuerpo no dio para más.

“Mi mayor preocupación era asegurarme de que yo estuviera sana y que el bebé estuviera bien. Tuve alrededor de 12 semanas de vómitos intensos, que afectaron mi entrenamiento. Si las pruebas olímpicas fueran hace tres semanas, no sé si hubiera estado allí, pero comencé a sentirme mejor y pude hacer algunas prácticas realmente buenas.

“Pero al mismo tiempo sabía que iba a ser muy cautelosa y sabía que no iba a correr el riesgo de dañarme a mí misma o al bebé. Sólo quería demostrar de lo que son capaces las mujeres. Terminar un capítulo y comenzar otro en mis términos fue increíble”.

Lindsay Flach, heptatleta estadounidense

En su cuenta de Instagram, Lindsay Flach publicó una serie de fotografías de cómo vivió la competencia. Sin embargo, varios de sus fanáticos la criticaron, aunque hubo quienes aplaudieron la valentía de presentarse en la pista.

Ella no es la primera deportista que hace esto, Alysia Montano corrió los 900 metros cuando tenía ocho meses de embarazo.

Incluso, la tenista estadounidense, Serena Williams, confesó que ganó el Abierto de Australia, cuando ya estaba esperando a su bebé.