El legado que quiere dejar Quique Figueroa es olímpico y mucho más

El velerista va a sus quintos Juegos Olímpicos, cuando compita en Tokio 2020 junto a Gretchen Ortiz.

 

El velerista Enrique “Quique” Figueroa no puede esperar a que lleguen sus quintos Juegos Olímpicos. Está contento, aunque reconoce que se acerca el final de su carrera como atleta de alto rendimiento y es por esto que aspira a masificar el deporte de la vela.

Figueroa y su tripulante Gretchen Ortiz clasificaron a los Juegos Olímpicos de Tokio en la clase Nacra 17 mixto a finales del 2019. Estas serán las primeras Olimpiadas de Ortiz.

vela

Anteriormente, Figueroa participó en las Olimpiadas de Seúl 1988, Barcelona 1992, Sídney 2000 y Atenas 2004, consiguiendo en esta última su mejor actuación al finalizar séptimo. Con su quinta olimpiada, el veterano velerista rompe el empate de cuatro Juegos Olímpicos en los que ha participado, marca que honrosamente comparte con el baloncelista José ‘Piculín’ Ortiz, quien participó en Seúl ’88, Barcelona ’92, Atlanta ’96 y Atenas ’04. Figueroa empatará ahora la gesta del también excentro de la selección nacional de baloncesto, Teófilo ‘Teo’ Cruz Downs, quien en 16 años no se perdió una olimpiada: fue a Roma ’60, a Tokio ’64, a México ’68, a Munich ’72 y a Montreal ’76.

Claro, que Quique solo piensa ahora mismo en la competencia.

“Nos sentimos muy bien, nuestro entrenador llega de España, así que vamos a tener otros 10 a 12 días intensos en el agua y no podemos esperar a seguir trabajando”, expresó el siete veces campeón centroamericano.

Aunque su legado deportivo es innegable, el veterano velerista aspira a continuar aportando a la sociedad puertorriqueña a través del deporte. La Escuela Deportiva de Vela, dirigida por Figueroa, y la Fundación Integro se unieron con el objetivo de hacer el deporte de la vela más accesible para la ciudadanía, promover el deporte en los niños, crear un espacio seguro para la mujer y la conservación ambiental.

“Parte de la iniciativa es masificar el deporte. Llevar el deporte a todos los niveles sociales y educar sobre la conservación del medio ambiente”, explicó el tres veces campeón panamericano.

vela

El velerista considera que el deporte de la vela debería ser el principal deporte en Puerto Rico, ya que el país se encuentra rodeado de agua y posee condiciones optimas para practicar el deporte durante la mayoría del año.

“Queremos quitar el estigma de que el mar es algo malo o peligroso, queremos enseñarles a los niños cómo manejar el medio ambiente que llamamos el mar y nuestros cuerpos de agua y así se eduquen en el deporte”, dijo Figueroa.

“La meta es que a largo plazo “Quique” pueda ir identificando esos niños que tienen el potencial, la pasión y el interés de desarrollarse como atletas y ahí entra la Fundación (Integro) para conseguirle el entrenamiento y puedan continuar desarrollándose como atletas”, añadió Antares Ramos Álvarez, directora ejecutiva de Fundación Integro.

El desarrollo del programa Velea con Propósito, bajo la supervisión de ambos, inició en septiembre de 2020, pero su primera actividad no se llevó a cabo hasta febrero. Durante las primeras dos actividades impactaron a alrededor de 70 niños, que fueron identificados a través de distintas escuelas públicas y privadas.

“Las actividades han sido un éxito para estos niños que jamás han tenido la oportunidad de ver lo que es un bote de vela, ver cómo funciona, ver el manejo y lo que implica practicar este deporte. Una vez salen al agua son unas personitas y cuando regresan son otros niños”, contó Figueroa.

vela

Antares Ramos y Enrique Figueroa son creyentes de que el deporte impacta positivamente el desarrollo socioeconómico de Puerto Rico, por lo que a través de este proyecto no solo esperan identificar a promesas del deporte de vela, sino que entienden que a través del deporte pueden aportar al futuro profesional de estos niños.

“La meta es aumentar la participación en la Escuela Deportiva de Vela para así poder tener una mayor cantidad de estudiantes y poder tener más posibles candidatos a continuar al próximo nivel, que sería el nivel competitivo con miras a desarrollarlos en el deporte”, agregó Figueroa.

Esta iniciativa ha aumentado el interés de los niños por el deporte de la vela, lo que provocó que Velea Con Propósito creará una lista de espera para continuar impactando las vidas de los niños.

El desarrollo del deporte de la vela en Puerto Rico es una de las metas principales de Figueroa, pero al momento se encuentra enfocado en su preparación rumbo a los Juegos Olímpicos. La clase Nacra 17 mixto, donde participarán Figueroa y Ortiz dará inicio el 28 de julio y culmina el 3 de agosto.