Ledoux repartió el bacalao en el Derby Puertorriqueño

Paró el reloj en 1:46.62

¡Un galope! 

El veterano jinete Edwin Castro sabía que tenía el Derby Puertorriqueño en el bolsillo cuando todavía restaban unos 200 metros para cruzar la meta del hipódromo Camarero. El ejemplar Ledoux recobró su condición de campeón dosañero y luego de coger una pela con su principal enemigo divisional, Fundamento, reapareció hoy parando el reloj en 1:46.62, el mejor tiempo para los 1,700 metros entre los tresañeros este año.

Fundamento no participó de la prueba, pero Ledoux probó que está en condición para sacar chispas en un futuro encuentro. Desde temprano en la carrera Castro colocó a Ledoux entre los punteros, llevándolo a comandar al grupo de ocho competidores junto al velocista Proyector.

Luego de que Proyector marcara el paso y pasara los primeros 400 metros en 24.89, Ledoux –corriendo junto a la baranda interior– tomó el comando de la prueba en el poste de los 800, registrando fraccional de 48.73. Ya en el poste de los 1,200 metros, Ledoux se tenía que caer y Norman H. Dávila comenzó a multiplicar las emociones con su narración.

Ledoux pasó la milla en 1:39.65 y terminó ganando el evento por diez cuerpos de distancia.

En el segundo lugar finalizó el ejemplar Tentador, mientras en el tercer puesto terminó Autonómico.

Ledoux representa una oportunidad grande para Castro, quien busca su segunda Triple Corona en su carrera como jinete. Castro la ganó en el 2012 con el campeón Arquitecto. Esta victoria representó el tercer triunfo clásico para el ejemplar criado en la Hacienda Los Nietos.