"La familia tiene que estar unida..." Emotivo Flor tras overtime con el COVID-19

El legendario dirigente agradeció las muestras de cariño de familiares y amigos

La leyenda del básquet boricua Flor Meléndez y su esposa Nilda Barrios arrojaron negativo a la prueba molecular de Covid-19 transcurrido casi un mes de haberse infectado con la enfermedad.

Y el icónico dirigente, quien le enseñó a jugar baloncesto al Caribe y América Latina, no escondió sus sentimientos a la hora de explicarle su viacrucis a Rubén 'Cafecito con donita Holsum de las que tienen mucha azuquita' Sánchez.

"Lo más difícil para mí fue bregar con mi cabeza, con eso fue con lo mas que tuve que bregar. Pero tenemos unos grandes hijos que se entregaron a atendernos, porque nos mandaron 14 días en la casa, ella en una habitación y yo en otra, y ellos e entregaron a nosotros… es bueno que en estos momentos saber que los hijos de uno estuvieron con uno", dijo Flor entre sollozos en entrevista con WKAQ 580 AM.

"Esa ha sido mi pelea siempre con mis hermanos , con todo el mundo, la familia tiene que estar unida", expresó, antes de agradecerle su cuidado y cariño a su doctor Carlos Benítez, a quien conoció en 2013 cuando dirigió la selección nacional.

"Mi papá falleció hace un mes, ese era mi ídolo. Pero ahora al doctor Benítez yo le digo que es mi ídolo", agregó, adjudicándole también títulos de héroes "a todos los médicos y enfermeras del Centro Médico".

"Desde que entré allí, las enfermeras rezaban conmigo, todos los médicos, era una cosa espectacular. A mí me despidieron y me dieron el aplauso, y uno sale con tanta emoción, pero yo iba embarrado pensando en cómo estaría mi señora en casa", apuntó.

Flor instó "a la gente, a que se quede en su casa, a que sigan las reglas".

"Yo no salí para ningún sitio, solo al supermercado, y eso fue tres días antes de q me empezaran los síntomas, por eso digo que hay que seguir las reglas. Quédense en sus casas, lávense las manos, que sigan con la familia, que estén bien unidos. Nosotros damos muchas gracias por todo", subrayó.

Inicialmente, Yadira, una de las hijas de Flor, explicó que tanto Meléndez como Barrios ya no están infectados. “Han sido momentos complicados, de mucha angustia, pero podemos decir que mis papás ya superaron esta enfermedad”, dijo la menor de las hermanas Meléndez, quien destacó las atenciones de los médicos con sus padres.

Meléndez agradeció ayer las muestras de cariño por parte de familiares y amigos. “Mi familia fue vital en este proceso. Estuvieron al pendiente todo el tiempo y cuidando de todos los detalles. El trabajo en equipo de mi familia con el doctor Carlos Benítez jugó un papel importante en el momento del ‘clutch”, expresó el afamado mentor.

Al inicio de ser diagnosticado con Covid-19, Meléndez presentó algunos de los síntomas, mientras que su esposa se mantuvo todo el tiempo asintomática.

Te recomendamos:

Sobre cómo el COVID-19 le recordó su humanidad al básquet boricua

Chequéate este vídeo: