Juez desestima la demanda en el caso de voleibolista embarazada

El juez Anthony Cuevas determinó que el Tribunal de Primera Instancia carecía de jurisdicción

Dennis A. Jones

El juez superior Anthony Cuevas concluyó que el Tribunal de Primera Instancia no tenía jurisdicción sobre la demanda que presentó la semana pasada el equipo de las Sanjuaneras de la Capital, tras negarse a participar en la serie final de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF), por lo que procedió a desestimar el recurso.

“Debemos concluir que no se violentó el debido proceso de ley contractual en este caso, por lo que las determinaciones que se cuestionan no fueron arbitrarias y caprichosas. Esto tiene el efecto de que este Tribunal esté impedido de intervenir en el asunto y quien tiene jurisdicción, según lo acordaron las partes, es la CAS (Tribunal Internacional de Arbitraje Deportivo)”, sentenció Cuevas en su determinación de 27 páginas.

El apoderado de las Sanjuaneras, Marcos Martínez, recurrió a la corte luego de que la LVSF, así como el Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo, adscrito al Comité Olímpico de Puerto Rico, rechazaran la solicitud para que al equipo se le permitiera a la jugadora refuerzo, Destinee Hooker-Washington, quien notificó antes del comienzo de la serie final que su embarazo era uno de alto riesgo.

Los foros administrativos concluyeron que la sustitución de una refuerzo en la etapa de postemporada solo procede en casos de lesión, entre los que no se contempla la condición de embarazo.