Júbilo tras julepe con Roy: "Estoy contento de que no me noquearon", dice Tyson

Fue como ver a Carlitos contra Abdullah en el 1998 pero con mucha menos sangre.

Mike Tyson entró al ring vistiendo sus insignes trusas negras y escuchó el primer campanazo en un cuadrilatero por primera vez en 15 años.

El excampeón munial de los pesos pesados intercambió puños con Roy Jones, jr. durante ocho entretenidos asaltos en un combate que finalizó con las dos leyendas en sus medias edades abrazándose cansados como muestra de admiración.

La pelea fue solo una exhibición, y finalizó empate. Pero para Tyson, la experiencia evocó el placer y la excitación que sintió durante tanto tiempo hace muchos años, al inicio de su meteórica carrera como boxeo. Además, fue quizás el inicio de un nuevo capítulo de su vida épica.

"Estoy tan contento de que no me noquearon", dijo Tyson a Prensa Asociada. "Luciré mejor en la próxima".

Tyson, de 54 años de edad, mostró lustres de su nivel de destrucción ante Jones, jr., de 51 años de edad.

Pegó los puños más duros y mostró versiones del juego de piernas y las combinaciones que lo colocaron como el tipo más temido del boxeo hace poco más de 30 años. Luego de ocho asaltos de dos minutos, tanto Tyson como Jones salieron del Staples Center sonrientes y contentos.


1000-4464201bf5d3eccfb8603f89ca90a446.jpg

(Joe Scarnici/Triller via AP)

Aquí te presentamos el combate y una graciosa entrevista con ambos próceres boxísticos luego de completar este papelaje equivalente a un torneo de dominó de la Asociación de Empleados del ELA o algo así: tú sabes que los más que van a gozar son los más viejos.

By the way, Snoop era uno de los comentaristas. Chacho, allí se fumó pasto que se acabó. Tremenda iniciativa, Mike:

Ahora sí, aquí está el mazacote. Gocen:

Y esto otro…