Iván Calderón: “Mi carrera fue un sueño…”

Esta tarde se anuncian los nuevos inmortales del boxeo internacional

Iván Calderón tiene fresco en la memoria el recuerdo de sus años de gloria en el ensogado. Cuando se le pregunta sobre la posibilidad de sumarse a la lista de púgiles exaltados al Salón de la Fama del Boxeo Internacional (IBHF, por sus siglas en inglés), el excampeón mundial no titubea y lanza con humildad una combinación de recuerdos que le inflan el pecho a cualquiera.

Hoy se dará a conocer si el “Iron Boy” Calderón formará parte de la Clase 2019 del IBHF.

“Antes yo pensaba que no tenía los méritos para estar en el Salón de la Fama, por ser un boxeador sin pegada, por mi tamaño y por mi peso. Pero luego de uno mirar bien las cosas y en la posición que estoy ahora, uno reconoce que son muchos los logros, que tengo 18 defensas, fui dos veces campeón y en diferentes categorías peleando con gente más grande que yo”, le dijo a Metro el olímpico y medallista de bronce en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canada 1999.

A un día del anunció que dará esta tarde la IBHF, Calderón aprovechó para pasar revista sobre sus pasos en el boxeo rentado y reflexionar el significado de su posible inmortalidad deportiva. El de Guaynabo entiende que llegó su momento.

“Creo que me lo merezco. Yo me fajé y logré unas metas que jamás y nunca pensé que iba a lograr. Para mí esto sería un honor bien grande, porque me uniría a unos boxeadores que le han dado mucho a Puerto Rico y al deporte. Que uno esté en esa lista ya es un triunfo. Pero creo que también sería un sueño cumplido para el boxeo puertorriqueño, tener un boxeador de un peso pequeño en el Salón de la Fama. Son 105 y 108 libras”, sostuvo.

A dos años de su debut como profesional, Calderón se coronó campeón OMB de las 105 libras, título que defendió exitosamente en 11 ocasiones hasta el 2007. Ese mismo año el el inmortal del boxeo nacional dio el salto a las 108 libras y se hizo con el trono divisional para defender el cinturón seis veces, hasta el 2010.

Para Calderón su legado trasciende el boxeo.

“Más allá del boxeo, si me preguntas cuál creo que es mi impacto, pues te diría que mi historia es un ejemplo para esos jóvenes que vienen subiendo. Mis logros no solo se limitan al boxeo, sino que también puedo ser un ejemplo de superación. Yo supe lo que es pasar hambre, supe lo que es sufrir la pobreza y la necesidad. Y qué mejor forma que hacerlo con este reconocimiento ahora”, señaló el ahora entrenador de Jeyvier Cintrón, una de las actuales promesas del boxeo boricua.

“En este momento de mi carrera te puedo decir que me toca hablarle a los jóvenes y demostrarle que sin nada también se puede ser campeón mundial, Salón de la Fama de Puerto Rico y —esperamos, con Dios y la virgen— ser parte del Salón de la Fama Internacional”, puntualizó.

El anunció se dará esta tarde a partir de las 2:00 p.m. (hora de Puerto Rico). Junto a Calderón, Wilfredo Vázquez y Samuel Serrano. De ser exaltado, sería el undécimo hijo de Bronquen en el recinto de los inmortales.