Irad Ortiz Jr. se quedó con la Serie Hípica del Caribe

El jinete boricua ganó tres de los cinco eventos clásicos

Por segundo año consecutivo el jinete puertorriqueño Irad Ortiz Jr. se quedó con el espectáculo en la Serie Hípica del Caribe, celebrada en el hipódromo Gulfstream Park, en Miami. Ortiz se apuntó triunfos en tres de los cinco eventos que componen la principal celebración hípica en la cuenca caribeña.

El líder en las estadísticas de los jinetes en Estados Unidos abrió la tanda de la edición #51 de la Serie Hípica del Caribe cruzando la meta al frente sobre el lomo del ejemplar Mishegas, en la Copa Invitacional de Importados. Mishagas, propiedad del Establo Oscar D y entrenado por José Dan Vélez, fue el único ejemplar representante de Puerto Rico en lograr victoria.

Asimismo, Irad ganó la Copa Confraternidad sobre el lomo de la yegua mexicana Jala Jala, a quien el año pasado condujo a la victoria en el Clásico Internacional del Caribe, por lo que logró que se convirtiera en la primera yegua en la historia de la hípica regional que logra coronarse en años consecutivos.

Acto seguido, en el Derby regional, el jockey más ganador del hipismo norteamericano completó su jornada con un impresionante triunfo sobre el potro mexicano Kukulkán, ejemplar que ganó la triple corona del hipismo azteca y que al sol de hoy no conoce la derrota. Kukulkán se convirtió en el primer triplecoronado invicto en ganar el Clásico del Caribe.

Según lo señaló el historiador Jorge Colón Delgado, de las últimas 15 carreras de la Serie Hípica del Caribe, once de ellas han sido ganadas por ejemplares montados por puertorriqueños: Irad Ortiz Jr. con ocho, John Velazquez con dos y Héctor Berrios con una.

Sin embargo, al presente la hípica nacional sigue sin mucho brillo. Puerto Rico no gana un Clásico del Caribe desde la edición del 2007, cuando Soy Conquistador se impuso en la pista del hipódromo Camarero bajo la conducción de Héctor Berríos.