Hoy arranca el BSN en Arecibo

Capitanes y Brujos chocan en la "Petaca"

Esta noche arranca otra temporada más del Baloncesto Superior Nacional (BSN) en el coliseo Manuel “Petaca” Iguina de Arecibo, cuando los Brujos de Guayama visiten a los Capitanes, campeones defensores de la pasada edición del torneo.

Este año serán nueve los equipos que lucharán por conquistar la Copa Chrysler y marca el regreso de los Indios de Mayagüez y los Atléticos de San Germán. Para el presidente del BSN, el licenciado Fernando Quiñones, esta temporada debe servir para seguir fortaleciendo económicamente las franquicias y, eventualmente, contar con al menos diez equipos en el 2020.

“El BSN debe llegar otra vez a tener entre diez y doce franquicias. Nosotros entendemos la situación por la que pasamos y por la que tuvimos que bajar a ocho franquicias. Hubo algunos equipos que no pudieron jugar, simplemente, porque no tenían dónde jugar”, indicó.

La apuesta de la directiva del BSN es que este año sea todo un éxito para que la próxima campaña continúe aumentando el nivel competitivo en las canchas del patio. Sobre la inestabilidad económica de la liga, Quiñones indicó que el reto es continuar adaptando el proyecto a la realidad económica del país.

“En estos momentos no se puede trabajar con números similares a los que habían hace diez años, porque la realidad económica era totalmente distinta. Y tenemos que entender que en aquellos momentos no solamente el sector privado estaba mejor y la población que era mayor, sino que también a nivel estatal y municipal los gobiernos tenían dinero y podían aportar. Algunos de los equipos dependían, casi en su totalidad, de aportaciones municipales como de distintos fondos legislativos”, dijo.

Asimismo, aseguró que los equipos que han tenido que recesar lo han hecho dado que la dependencia económica termina recayendo en el bolsillo del apoderado.

“Aquí los equipos que han salido y que han tenido algunos problemas no ha sido porque ya no les gusta el baloncesto, no ha sido porque la gente no va a la cancha, ha sido porque eran financiados por los apoderados y tú no puedes tener pérdidas de cientos de miles de dólares año tras año, porque eso no es sustentable”, apuntó.

No obstante, Quiñones adelantó que ya se dio la primera reunión con los jugadores y se va a seguir discutiendo un ajuste salarial.

“La intención es sacar un número real [en cuanto a los salarios]. Nosotros entendemos que eso es lo que dará más estabilidad. A todo el mundo le conviene que hayan doce equipos en vez de ocho”.

Confianza en el Fondo de Garantía Salarial

Entretanto, sobre la posibilidad de tener que lidiar con más incumplimientos y deudas en el torneo del BSN, Quiñones se limitó a reafirmar su posición sobre lo ya establecido en las reglamentaciones de la liga. El presidente sostuvo que de surgir algún inconveniente, el Fondo de Garantía Salarial del BSN estará disponible.

“El año pasado de ocho equipos que jugaron, uno tuvo problemas económicos. De lo que no se habla es que siete equipos cumplieron con sus obligaciones. Creo que es importante darnos cuenta que hace cuatro o cinco años, cuando se acababa el torneo, teníamos tres y cuatro equipos en esta situación [con deudas]. Y entendemos que no debería volver a pasar. Si uno mira los presupuestos de todo el mundo, yo creo que ya la gente se dio cuenta que no se pueden estar haciendo nóminas de 600 y 700 mil dólares”, manifestó confiado.

Sin embargo, Quiñones no detalló cuáles serían las movidas del liderato de la liga en caso de que un apoderado reincidente vuelva a fallarle a sus jugadores.

El juego de hoy está programado para las 8:00 de la noche. Mañana, los Leones de Ponce reciben a los Piratas de Quebradillas y los Santeros de Aguada a los Cariduros de Fajardo, ambos juegos a partir de las 8:00 de la noche.