Gallos y Vaqueros por la supremacía del básquet universitario

El quinteto de la UPR Río Piedras va tras la reconquista del título que hace un año se llevaron los de la Ciudad del Chicharrón.

Los Vaqueros de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Bayamón intentarán dar otro paso en la búsqueda del ‘back-to-back’ cuando visiten esta noche a los Gallos de la UPR Río Piedras en el inicio de la serie final del baloncesto de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI).

Ambos quintetos ya se vieron las caras el 5 de marzo durante la fase regular. Jugando en el rancho vaquero, los anfitriones le propinaron a los Gallos su única derrota del torneo al superarlos 84-65.

Dirigidos por el extécnico nacional Carlos Calcaño, los Vaqueros se las han ingeniado para alcanzar la serie final por segundo año en ristra. Y es que el camino no ha sido nada fácil. Primero, se toparon en cuartos de final ante los líderes de la sección Mangual, los Pitirres del Universidad Ana G. Méndez de Carolina y luego en semifinales ante los Delfines de la Universidad de Sagrado Corazón. En ambos casos necesitaron de un tercer y decisivo choque para adelantar de fase.

A diferencia del año pasado, los bayamoneses cuentan con los servicios de Evander Ortiz, quien con los Cariduros de Fajardo se ha establecido como serio candidato al premio de Novato del Año en el Baloncesto Superior Nacional. El armador, que se perdió la totalidad del pasado torneo de la LAI al batallar con una lastimadura en el pie derecho, se cantó listo para aportar en la defensa del título.

“Es llevar un mensaje, es dejar una huella, es hacer valer todo el trabajo puesto. Ser finalista por años consecutivos es sinónimo de consistencia. Pero lo más importante para mí es ser agradecido con Dios por permitirme vivir una final LAI, mas esta vez con salud física para competir en cancha”, sostuvo Ortiz.

De igual forma, Luis Daniel Cuascut, pívot de los Vaqueros entiende que estar en la final de la LAI y poder defender el campeonato es un honor.

lai

“Para mí es un honor estar por segundo año consecutivo en la gran final. Ha sido gracias al gran esfuerzo y dedicación que todos le hemos puesto poder alcanzar nuestro objetivo”, expresó Cuascut.

Sin embargo, ambos canasteros reconocen que la UPR Río Piedras es un rival de cuidado.

“Han sido consistentes todo el año. Siempre juegan buen básquetbol, son los más estructurados. Lo que los hace incómodos es que ponen presión cancha completa los 40 minutos y ese detalle será nuestro peor enemigo durante toda la serie”, señaló Ortiz, al resaltar la importancia de robarse el partido de hoy, pautado para las 7:00 p.m.

“Ganar el sábado implica tener 80 minutos en Ponce para ganar 40 y eso nos pondría en ventaja. Además, estaríamos ganando de pillo en la gallera lo cual validaría el enfoque que hemos empleado para ganar esta gran serie final”.

Cuascut, por su parte, destacó el valor de que dos instituciones del sistema público se enfrenten por el máximo sitial del baloncesto interuniversitario.

“La UPR Río Piedras es un equipo muy poderoso y que anteriormente ha estado en este tipo de escenario. Ciertamente están preparados para esto. Es la guerra de la Metro, pero más allá de la rivalidad, ambas instituciones representamos a la UPR y es lo que realmente importa”, sentenció el excanastero de la Selección Nacional Juvenil.

Al otro lado de la moneda están los dirigidos por Danny Ortiz, que llegan a la etapa final con etiqueta de favoritos tras hilvanar una racha de ocho victorias desde aquella derrota ante los Vaqueros.

Los Gallos, que se agenciaron el boleto a la final al vencer vía barrida en semifinales a los Tigres de la Universidad Interamericana, buscan su tercer título en cuatro años tras coronarse en las ediciones 2016 y 2017.

De esas ediciones aún cuentan el delantero Josué Erazo, ahora erigido como la máxima figura del quinteto.

“Estar de vuelta en la serie final se siente súper bien, ya que es mi último año y poder tener la oportunidad de cerrar este capítulo, en un escenario tan importante y con mis amigos, es algo que no tiene precio. Obviamente la meta desde un principio era llegar a la final y llevarnos lo que perdimos el año pasado, el campeonato, y sé que la vamos a cumplir”, señalo Erazo, escogido este año por los Atléticos de San Germán en la primera ronda del sorteo de novatos del BSN.

“Bayamón cuenta con un buen equipo y con jugadores de buen nivel. La derrota que sufrimos ante ellos fue más positiva que negativa para nosotros, porque nos hizo caer en razón. Ajustamos nuestras debilidades y ahora somos un mejor equipo. Además, para ese partido no contábamos con (el escolta) Josael Ramos, que estaba lesionado. Ahora estamos completos. Somos un equipo más unido y sólido. La historia será distinta y diferente”, aseguró el jugador de 24 años, al puntualizar la necesidad de defender la ‘La Gallera’, donde los riopedrenses marchan invictos en la campaña.

“Va a ser una serie dura. Bayamón va a venir con todo, pero nosotros estamos ‘ready’ para dar un buen ‘show’. Es un clásico, así que va a ser una serie histórica”, finiquitó el medallista de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en la modalidad del básquetbol 3×3.

El martes 23 la serie se traslada al auditorio Juan ‘Pachín’ Vicéns de Ponce para el segundo encuentro. Un potencial choque decisivo se efectuaría el miércoles también en la Ciudad Señorial.