Fury versus Wilder... Otro resultado controvertible en el mundo del boxeo

¿Viste la pelea? ¿Qué opinas?

Los jueces discreparon sobre el resultado de la pelea en que Deontay Wilder defendía el sábado por la noche su cetro del CMB contra Tyson Fury, por lo que Wilder retiene el título de los pesos completos.

Wilder (40-0-1) tumbó dos veces a Fury (27-0-1), una vez en el noveno round y luego en el 12vo. Aun así Fury exhibió superioridad en buena parte del duelo en el Staples Center.

Fury parecía acabado cuando Wilder lo mandó a la lona faltando dos minutos para el final, pero logró levantarse antes de que acabara el conteo.

El juez Robert Tapper falló a favor de Fury 114-112, mientras el juez Alejandro Rochin prefirió a Wilder 115-111. El juez Phil Edwards y The Associated Press dejaron iguales a los dos, 113-113, al considerar que los noqueos de Wilder compensaron por la mejor técnica de Fury.

Ninguno de los luchadores parecía molesto con el veredicto y más bien se les veía saludándose calurosamente y hablando sobre la posibilidad de una revancha.

Fue un inusual combate de dos boxeadores invictos de pesos completos en aparente apogeo, y ambos dejaron a un lado la cautela y las usuales disputas sobre dinero para ofrecer un agresivo espectáculo.

Cada uno ofreció lo mejor de sí: Fury con sus 2,06 metros (6 pies, 9 pulgadas) de altura pasó casi toda la pelea eludiendo los golpes de Wilder con agilidad, a excepción de los dos zarpazos en que Wilder con sus 2 metros (6 pies, 7 pulgadas) lo mandó al piso.

En la novena Wilder sorprendió al noquear a Fury, quien sin embargo se repuso rápidamente.

Pero Fury volvió a caer en el 12vo con una agresiva combinación derecha-izquierda de Wilder, quien pareció susurrar las palabras “Se acabó”. Sin embargo, Fury se levantó antes de que concluyera el conteo. Se estabilizó y se fue a la ofensiva, y logró conectar unos cuantos golpes antes de la campana final.

ap box

Es la primera vez que Wilder no gana una batalla desde su aparición en las semifinales en las Olimpiadas de Beijing, y en 41 enfrentamientos, es apenas la segunda vez que no noquea a su contrincante. Aun así mostró inteligencia y resistencia, y con esos dos noqueos evitó lo que hubiera sido una derrota por decisión.