Tres futbolistas africanos decidieron jugar con una selección europea

Paul Pogba, Kylian Mbappé, Memphis Depay, entre otros, son algunos de los atletas que decidieron representar a otro país diferente al de sus orígenes.

En esta época, cada vez es más común ver a jugadores africanos siendo parte de las grandes selecciones de Europa.

Incluso, Francia, actual campeona de la Copa del Mundo, está plagada de futbolistas que nacieron en otro continente.

Y es que, muchos ciudadanos africanos decidieron emigrar al Viejo Continente, con la esperanza de encontrar una mejor calidad de vida.

Jugadores africanos que decidieron ser parte de una selección europea

Paul Pogba

El mediocampista de la selección gala, Paul Pogba, nació en Francia, pero sus padres eran africanos, ya que nacieron en Guinea.

Yeo y Fassou decidieron emigrar a Lagny-sur-Marne, una pequeña comunidad ubicada en el distrito de Torcy.

Precisamente, Paul nació ahí, por ello cuenta con la doble nacionalidad. Sin embargo, desde muy pequeño el futbolista tenía claro que su ciudadanía era la francesa.

El fútbol fue siempre parte de la vida de Pogba, pues su padre fue jugador profesional algún tiempo.

Desde los seis años, el futbolista del Manchester United demostró su talento en el colegio, para después ser figura en su adolescencia en el Le Havre, modesto equipo de Francia.

En 2009 se unió a la academia del conjunto inglés, en donde dio el paso al profesionalismo.

Memphis Depay

El delantero del FC Barcelona, Memphis Depay, tiene una de las historias más extrañas en el fútbol.

Memphis es origen ganes, debido a su padre. Sin embargo, el atacante de la Selección de Holanda le tiene cierto resentimiento a su papá, ya que cuando era niño lo abandonó a él y a su madre.

De hecho, el delantero nunca utiliza en su camiseta el apellido Depay, por el rencor que le tiene a su progenitor.

Desde los cuatro años, Memphis tenía claro que era holandés, más por el amargo recuerdo que tenía.

El jugador blaugrana transformó todo su dolor en motivación, por ello hoy es una de las figuras de Países Bajos, al grado de ser considerado el hombre más desequilibrante en el ataque.

Bukayo Saka

El mediocampista del Arsenal, Bukayo Saka, tiene sangre africana, ya que sus padres emigraron de Nigeria a Londres, con la idead de encontrar una mejor calidad de vida.

De hecho, el nombre de Bukayo es de origen yoruba y significa “se suma a la felicidad”.

Cuando era adolescente descubrió su pasión por el fútbol. De hecho, Saka era uno de los estudiantes más destacados en su colegio, al grado de tener mención honorífica.

Pero a la par era una de las grandes promesas del balompié británico. Su carrera inició en la academia de Hale End, bajo la tutela de Fredrik Ljungberg, jugador sueco que fue figura en el Arsenal.

“Elegir Nigeria antes que a Inglaterra sería una decisión muy difícil. Mi familia ha estado mucho tiempo aquí. Sería extraño adaptarme a un ambiente futbolístico en el que nunca he estado. Desde niño todos mis documentos decían inglés y así me siento. Espero que la gente nigeriana me pueda entender”.

Bukayo Saka, volante de la Selección de Inglaterra

Kylian Mbappé

La figura del Paris Saint-Germain es de los jugadores que más sangre africana tiene, ya que su padre es de Camerún, mientras que su madre es argelina.

La infancia de Kylian no fue sencilla, ya que creció en uno de los suburbios más peligrosos de París.

Su historia con el fútbol empezó a pronta edad. De hecho, su pasión era tan grande que dormía con un balón como almohada.

Uno de sus grandes sueños era representar a Francia en una Copa del Mundo, pues fue el país que le dio la oportunidad a sus padres de encontrar una mejor calidad de vida.

“No soy camerunés, soy francés. Al inició de mi carrera, cuando estaba en las sombras, mi padre se puso en contacto con la Federación de Camerún para que me dieran una oportunidad de jugar con la selección.

"Sin embargo, le exigieron a mi padre una fuerte cantidad de dinero. Mi papá se disgustó, y optó por dirigirse a Francia. El equipo galo me dio la oportunidad de demostrar al mundo de lo que soy capaz. Ahora Camerún me ha llamado, pero soy francés y lo seguiré siendo siempre”.

Kylian Mbappé, delantero de la Selección de Francia