Este futbolista aprendió a hablar alemán e inglés viendo Bob Esponja

El delantero del Tottenham, Heung-Min Son, uno de los jugadores más queridos por la afición, luego de los grandes gestos que ha tenido.

Heung-Min Son se ha convertido en uno de los futbolistas más queridos en los últimos años, luego de la imagen que trascendió de él llorando, tras la eliminación de Corea del Sur en la Copa del Mundo Rusia 2018.

En aquella foto, el volante ofensivo mostró una parte que pocos conocían, ya que estaba inmerso en un llanto inconsolable.

Ese momento reflejó la frustración del futbolista del Tottenham, quien vio diluidos sus sueños de trascender en un Mundial.

Heung-Min Son, el futbolista que aprendió alemán e inglés viendo Bob Esponja

Pero la eliminación también puso en jaque a Son, ya que tenía que volver a su país para cumplir su servicio militar, el cual es obligatorio hasta antes de los 28 años.

La única manera de evitarlo es trascender como atleta, pero la derrota de Rusia 2018 lo dejó mal parado.

Heung-Min debía estar dos años ejecutando su servicio militar, pero había una esperanza para reducir esa obligación, y así poder seguir su carrera como futbolista profesional.

Son se perdió la pretemporada de su club, para disputar los Juegos Asiáticos, en donde su selección consiguió la medalla de oro, misma que le valió la reducción del trámite a sólo unas semanas.

Y así lo fue, el jugador de la Premier League se enfundó el uniforme de militar, cumplió sus objetivo y culminó una etapa más como ciudadano de Corea del Sur.

Las imágenes de Son con vestimenta tradicional trascendieron en todo el mundo, pues el famoso futbolista nunca perdió la humildad que lo caracteriza.

Pero esto no ha sido el único reto al que se ha enfrentado como deportista, ya que desde muy joven dejó su país para vivir el sueño de jugar en el balompié europeo.

El coreano arrancó su camino en el profesionalismo jugando para el FC Seúl, pero a los 16 años el Hamburgo de Alemania tocó a su puerta y comenzó su aventura en la Bundesliga.

Llegar al fútbol teutón no fue sencillo, ya que el idioma era una barrera que estropeaba todo.

Sin embargo, Heung-Min Son comenzó a aprender alemán, pero de una manera muy peculiar.

El volante ofensivo optó por entender las palabras viendo el televisor, en específico el programa de Bob Esponja.

Esto ayudó a un mejor entendimiento del idioma. Incluso, mejoró su manejo del inglés, por lo que le debe mucho al personaje de pantalones cuadrados.

“Yo intenté aprender así. Realmente no hablaba nada de alemán, porque tenía aproximadamente 16 años, además, tampoco podía expresarme en inglés. En las mañanas, antes de irme a la escuela de idiomas, me sentaba a ver las caricaturas por dos horas, en especifico Bob Esponja. Yo escuchaba todo y por supuesto que ver las imágenes era gracioso. Era verdaderamente difícil entender, porque Bob hablaba muy rápido”.

Heung-Min Son, delantero del Tottenham

Su papá, Son Woong-jung, fue el hombre que le inculcó el gusto por el fútbol, aunque, cuando era niño no fue nada sencillo, ya que con disciplina forjó un carácter que hasta estos días agradece.

“Mi padre me hacía dar toques con el balón en el aire por cuatro horas. Fue muy duro. Pero cuando lo piensas ahora, fue la manera correcta. Siempre estaba pensando en lo que necesitaba. Ha hecho todo por mí y sin él probablemente no estaría donde estoy.

“Cuando era niño, mi padre me dijo que si un oponente se lastima, debo soltar el balón. Si eres un buen futbolista, pero no sabes respetar a los demás, no eres nadie. Él todavía me lo dice. A veces es difícil, pero somos humanos antes de ser futbolistas. Debemos respetarnos unos a otros. En el campo y fuera de él”

Heung-Min Son, delantero del Tottenham