El internet explotó luego de que la selección mexicana de sóftbol botara a la basura sus uniformes

Las boxeadoras Esmeralda Falcón y Brianda Tamara encontraron los uniformes de la selección de sóftbol en la basura.

El sóftbol mexicano se ha vuelto tema de conversación en las redes sociales. Pero, desafortunadamente, no se trata debido a una medalla que haya cosechado para el país tricolor, sino por una polémica acción que realizaron algunas de sus integrantes al marcharse de la Villa Olímpica de Tokio.

Y es que las boxeadoras Brianda Tamara y Esmeralda Falcón denunciaron en Twitter que el conjunto, que terminó en cuarto lugar en el torneo de la justa veraniega para regresar con las manos vacías, tiró sus uniformes a la basura.

Con los colores tradicionales verde, blanco y rojo, la bandera mexicana y los aros olímpicos, las pugilistas encontraron las prendas en bolsas de desecho.

Boxeadoras señalan a seleccionadas de sóftbol por tirar uniformes a la basura

“Este uniforme representa años de esfuerzo, sacrificios y lágrimas. Todos los deportistas mexicanos anhelamos portarlo dignamente, y hoy tristemente el equipo mexicano de sóftbol lo dejo en la basura de las villas olímpicas”, denunció Brianda Tamara.

“Quizá para algunos de los compañeros deportistas signifique: ‘nada’, estos uniformes para muchos otros representan nuestros años de trabajo, dedicación, amor y pasión. Qué pena que el equipo de sóftbol mexicano no lo vea así”, comentó Falcón.

Aumenta polémica

Rápidamente llegó la reacción de Rolando Guerrero, presidente de la Federación Mexicana de Sóftbol, quien en lugar de tranquilizar la situación, levantó más polémica con cada palabra.

“La decisión fue dejar uniformes usados, porque son usados; dejaron hasta guantes, que andan hasta en 200 dólares, porque traían otros tres, esos eran los viejitos que usó en los olímpicos. Fue un exceso de equipaje.

 

“Tenían que hacer espacio en sus maletas, si estaba en la basura y andan hurgando es otra cosa, porque en el equipo de sóftbol no es lo mismo empacar 33 bates que traemos, los arreos de cátcher, los arreos de juego, los tres uniformes, los de entrenamiento, que empacar un par de guantes de box”, indicó el dirigente.

De hecho, Rolando Guerrero tuvo algunas palabras para las boxeadoras que levantaron la voz en las redes sociales.

“Es sobrepeso y lo tiras en la basura, yo no sé cómo se le llama a las personas que andan buscando cosas en la basura. Con todo respeto no vamos a atacar, ni vamos a responder ni vamos a decir nada en las redes, simple y sencillamente fue un hecho de sobrepeso.

 

“Lo que traemos es demasiado, en comparación con un par de guantes de una boxeadora. Las catchers traen equipo de protección, traen dos caretas, jugábamos con una blanca y una roja, y eran tres catchers, traíamos los cascos para protegerse al batear. Cada una trae su casco individual y sus uniformes de entrenamiento y de juego. A corto plazo fuimos por esas mexicanas, que hoy estaban en Estados Unidos; Danielle O' Toole se los demostró, al tirar dos juegazos, uno contra Japón y otro contra Canadá. Que no me digan que las muchachas no se la partieron; ojalá y la gente arriba del ring tenga el mismo alcance que tuvimos”, dijo.

Polémica en las redes

En las redes sociales no tardaron en reaccionar a las polémicas acciones del combinado de sóftbol. Mientras algunos criticaron que los uniformes se hayan tirado en la basura, otros mencionaron que la mayoría de las chicas no se considera mexicanas al haber pasado toda su vida en Estados Unidos, y otros más sostuvieron que hicieron un buen papel y ya no necesitaban los uniformes.

“No es cuestión de ser patriotista, pero preferir guantes y arreos al uniforme nacional, es de no creer”, “Se les hubiera creído si tuvieran que empacar una medalla”, “Es como tirar tu bandera del país que representas” y “Ah, pero si empacaron colchas y almohadas, qué raro”, fueron algunas de las críticas.

“En otros países, como Estados Unidos, ya no usan el uniforme después de las competencias”, “Si ya terminó su participación, ¿para que lo quieren?”, “Para ellas es más importante su equipo que el uniforme. No juzguemos”, son algunos de los comentarios de los internautas a los que no les pareció grave la acción.