Edwin Rodríguez fue presentado como dirigente de Chihuahas en Triple A

El exdirigente de la selección nacional habló con El Calce

Ya son 40 años en el béisbol organizado para Edwin Rodríguez. Con cuatro décadas de buena pelota en la conciencia, el veterano conocedor del béisbol habló con El Calce sobre el significado de ser presentado oficialmente hoy como dirigente de los Chihuahas de El Paso, filial Triple A de los Padres de San Diego, organización para la que trabaja en las categorías menores hace ya tres campañas.

Al momento de ponernos en contacto con el exdirigente de la selección nacional, todavía había gozo en el ambiente.

"Estoy bien contento por esta responsabilidad que me dieron los Padres. Mi trabajo es mantener el desarrollo de ese talento joven que caracteriza a nuestra organización en este momento. De los 100 mejores prospectos nombrados por Baseball America, diez de ellos están en la organización de San Diego y como siete u ocho estarían conmigo", le dijo a este medio Rodríguez, quien hace unas cuantos meses nos había adelantado que pronto comenzaríamos a escuchar de un fenómeno que responde al nombre de Fernando Tatis Jr., quien debe dar el salto a la Gran Carpa este año.

Rodríguez tiene muy claro que en ligas menores la prioridad siempre es desarrollar al pelotero, pero a este nivel Triple A, en el que ese talento está casi desarrollado, hay que llegar con otra mentalidad. Así piensa el maestro.

"Uno tiene que llevar ese pensamiento de desarrollo, pero con una mentalidad de ganar juegos. Ahora es importante esa mentalidad ganadora. Cambia un poco la filosofía de uno en cuanto al desarrollo. Va a ser divertida esta temporada por ese juego que hay que hacer", aseguró.

Rodríguez sabe que las rolas fáciles hay que aprovecharlas y que la recta por el medio del plato requiere de menos rápidas para darle pa'l medio. Por eso, aprovechó la oportunidad para destacar que el béisbol en Puerto Rico está pasando por uno de sus mejores momentos de su historia y hay que mantenerlo.

"Es importante que se le siga dando énfasis al desarrollo de nuestros peloteros, y no solamente a nivel profesional, sino a nivel aficionado es sumamente importante como sociedad. Creo que ahora más que nunca tenemos la encomienda de llevar ese mensaje, de resaltar a esos héroes anónimos, esos dirigentes que se tiran al terreno de pequeñas ligas y ayudarlos con orientación y preparación. Es nuestro deber. Son tantos años en esta industria que lo menos que podemos hacer es aportar un poco de conocimiento", puntualizó.

Rodríguez no terminó sin antes confesar sentirse orgulloso de lo que vive Edgar Martínez, quien hoy fue recibido en la isla como parte de su exaltación al Salón de la Fama del béisbol en Cooperstown.

"Estuve conectado con el recibimiento y la verdad es que estoy muy contento por Edgar. Él se merece eso y mucho más", sostuvo.

Asimismo, Rodríguez nos recordó que con cuatro décadas en el béisbol organizado, todavía no hay nada como dirigir al equipo de Puerto Rico, particularmente la selección que representó la monoestrellada en el Clásico Mundial de 2013.

"Nadie no dio saliendo de San Juan. Sin duda alguna, esa es mi mejor experiencia en el béisbol organizado".