Dodgers no se quitan y obligan a un 5to juego en la serie

Dodgers le ganaron a los Gigantes 7-2

GIGANTES-DODGERS

Los Dodgers de Los Ángeles, por segunda vez en menos de una semana corrían peligro de verse eliminados, mantuvieron la misma estrategia calmada.

Fueron sus 52,935 aficionados los que se volvieron locos el martes para celebrar una victoria 7-2 sobre los Gigantes de San Francisco, que forzó un decisivo quinto juego en la serie divisional de la Liga Nacional.

Mookie Betts jonroneó y remolcó tres carreras, Will Smith pegó otro cuadrangular y los Dodgers, defensores del título de la Serie Mundial, mantuvieron con vida su temporada. El miércoles pasado derrotaron a San Luis en el juego de wild card de la Liga Nacional.

“Todo el mundo estaba tranquilo, relajado en cierto modo, y quería jugar”, comentó Betts. “No es como si de pronto fuéramos a empezar a batear más fuerte o a lanzar más lejos o más rápido o lo que fuera. Es el mismo juego al que hemos estado jugando. Sólo que es una situación de ganar o volverse a casa”.

Los Gigantes, que han acumulado 107 victorias, recibirán el jueves a los Dodgers, con 106 triunfos. El ganador se enfrentará a Atlanta en la serie por el campeonato de la Liga Nacional. Los Bravos habían eliminado a Milwaukee antes el martes.

“Nos conocen, nosotros les conocemos muy bien”, dijo Smith. “Va a depender de quién lo quiere un poco más”.

San Francisco ganó el oeste de la Liga Nacional por un juego sobre los Dodgers, en una pugna histórica que llegó hasta el último día de la temporada regular. Ahora, los dos rivales decidirán la victoria en un único juego.

“Esto es lo que quiere el béisbol”, dijo el mánager de los Dodgers, Dave Roberts. “Vamos a ser el único espectáculo de la ciudad. Si respira o le gusta el deporte, mejor que vea el Dodgers-Gigantes”.

En el tercer juego, los Dodgers sumaron apenas cinco hits y perdieron 1-0, su segunda blanqueada, que les dejó al borde de la eliminación. El martes ya habían logrado cinco hits para el segundo inning, y terminaron sumando 12 para respaldar una breve pero eficaz salida de Buehler, que llegaba de un descanso de tres días.

Tras la victoria 9-2 de los Dodgers en el Juego 2, Buehler acudió a Roberts y dijo que quería abrir el cuarto juego tras un breve descanso por primera vez en su carrera. El derecho admitió una carrera y tres hits en 4 innings y un tercio. Ponchó a cuatro y dio dos boletos en 71 lanzamientos.

“En realidad me siento genial”, dijo Buehler. “Probablemente lo mejor que he estado en la segunda mitad del año. Veremos cómo me siento mañana, pero por esta noche me siento muy bien”.

Tras admitir un sencillo de Evan Longoria para abrir el episodio y dar pasaporte al bateador emergente Steven Duggar, Buehler salió ante una ovación en pie de 52.935 aficionados de azul.

Los Dodgers retiraron al abridor de los Gigantes Anthony DeSclafani en el segundo. DeSclafani cargó con la derrota tras admitir dos carreras y cinco hits. Ponchó a dos.

Por los Gigantes, el venezolano Wilmer Flores de 1-0. El colombiano Donovan Solano de 2-0.

Por los Dodgers, el dominicano Albert Pujols de 1-0.