El deporte, clave para la prevención entre la juventud de alto riesgo

El boxeo. El básquet. Hablamos con dos propulsores del deporte sobre cómo las disciplinas atléticas ayudan a que los chamaquitos y chamaquitas se mantengan alejados del crimen, la violencia y las drogas.

 

Durante las casi tres décadas que lleva vinculado al boxeo, son incontables los casos que José ‘Chiqui’ Laureano ha visto de jóvenes de alto riesgo que han sido rescatados por el boxeo.

“Uno no, hay cientos”, señaló Laureano, presidente de la Federación Puertorriqueña de Boxeo Aficionado, al ser consultado por El Calce y Metro.

“Como se puede notar en la historia de este deporte, la mayor parte de la población de nosotros viene de situaciones disfuncionales y el boxeo se vuelve un vehiculo definitivo para que el joven se enfoque en darle rumbo a su vida. Los entrenadores les exigen que sean responsable, que tengan que mantener un peso corporal saludable, les exigen disciplina, respeto al projimo. Definitivamente, el deporte ayuda a echar adelante”, apuntó Laureano.

Laureano subrayó que muchos niños que llegan a practicar el deporte “vienen de escuelas públicas, de barrios, de barriadas, de residenciales, se crían con madres solteras, con sus abuelos, no tienen un núcleo familiar fuerte”.

Tito Acosta y Explosivo Machado

“Muchos también son de educación especial y tienen problemas de conducta, de actitud. Hay casos que entran al boxeo porque son agresivos, tienen situaciones en la escuela como peleas o problemas con los maestros, y en el boxeo encuentran un medio para canalizar todo esto. Una de las cosas que enfatizamos con los entrenadores es que le exijan buenas notas a los muchachos. Hemos visto muchos jóvene que tan pronto empiezan a practicar boxeo cambian su conducta, dejan de ser agresivos, se acaban las peleas en las escuelas. En ese sentido, el boxeo da resultado”, puntualizó.

Entre los boxeadores que han salido de situaciones de alto riesgo para alcanzar fama y éxito mundial a nivel aficionado y profesional Laureano mencionó nombres como Aníbal Acevedo, Kiria Tapia, Tito Acosta, Alberto ‘Explosivo’ Machado, Luis ‘Ñaco’ Rolón y Emanuel ‘Manny’ Rodríguez, “entre muchos, muchos, muchos más. Esa básicamente ha sido nuestra historia”.

El senador Henry Neumann, quien fuese secretario del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) y presidente del Baloncesto Superior Nacional (BSN), entiende este paradigma del deporte como ente salvador. De hecho, indicó que en la Cumbre de Seguridad que realizó el Gobierno esta semana realizó una propuesta dedicada a rescatar las canchas y los parques del país de cualquier actividad delictiva.

“Mientras la mayoría de las propuestas estaban relacionadas con buscar fondos adicionales para a Policía, yo propuse la socialización del deporte en Puerto Rico como una alternativa de prevención”, explicó.

kid

“Lo que buscaríamos sería la creación de un ejercito de voluntarios a través de toda la isla, para que, de cinco de la tarde a ocho de la noche ocupen las canchas de cada vecindad y reciban a a los niños y jovenes de cada comunidad para dar programación deportiva”, agregó.

Neumann dijo que no tendría problema en conseguir “personas conocedoras del deporte” que de forma voluntaria ayude a que la juventud no esté con “tiempo de ocio de más en sus manos que los lleve a entrar en situaciones negativas en su desarrollo”. Recordó programas que realizó durante su dirección del DRD, como Cancha Abierta, en el que “llevamos nuestra programación a 300 residenciales públicos con deportes como baloncesto, voleibol y fúbol sala”, y en el que los residenciales competían entre sí en varios torneos durante el año.

“También desarrollamos el programa Barrio Basket, para llevar el deporte a barriadas y barrios alrededor de Puerto Rico. Por ejemplo en cada uno de los 13 barrios de Loiza recibiamos a los jovenes, los organizabamos en equipo y los poníamos a jugar. Reducimos la criminalidad, según las estadisticas policiacas, en un 65%, en uno de los lugares de mas alta criminalidad. Mi filosofia es utilizar la herramienta del deporte como gancho para tener a los niños y jovenes en las canchas y en los parques, y no con mucho tiempo en sus manos q eso conduce a la alta incidencia criminal y de uso de droga”, agregó, señalando que dichas iniciativas fueron realizadas con una inversión de $9 millones de dólares provenientes de fondos federales.

Desde su oficina del Senado, dijo Neumann, han realizado programas como San Juan Basketball para desarrollar el deporte en residenciales públicos como Monte Hatillo en Río Piedras y Luis Llorens Torres, en Santurce, con recursos como el exjugador Carlos Escalera, y el Aguas Buenas Basketball, que se desenvuelve bajo la supervisión del árbitro de baloncesto Carlos Villanueva.