¡Del buche! Borinquen sufrió pero demostró que hay cría de sobra

David Huertas caminó sobre agua y el cumpleañero Mojica lo acabó.

En el primer periodo Emilio Pérez le había dicho al pueblo de Puerto Rico "queda juego, queda juego…", pero muchacho, fueron muchos los que se hicieron los locos con el reloj marcando las cuatro o las cinco de la mañana del último sábado de agosto y se fueron a dormir con el combo de Eddie Casiano cogiendo una pela.

Pero hubo victoria. Puerto Rico derrotó a Irán con marcador 83-81 y como gato boca arriba.

Irán nos estuvo dando pasta y queso hasta el cuarto periodo. Al final, cuando las millas contaban, nos pegamos a tres puntitos y la puerca entorchó el rabo, porque, por supuesto, no siempre el marcador final refleja las agonías.

Dos bombazos de David Huertas revivieron las esperanzas nacionales y Javier Mojica, con 0.7 segundos en el reloj, le dio la victoria a Borinquen, que llegó a perder por 18.

Gary Browne, Jorge Bryan Díaz, David Huertas, Renaldo Balkman y Alex Franklin conformaron la carta titular que se jugó  Casiano al inicio de la primera cita de Borinquen en el mundial de baloncesto en China.

Balkman, que no se ponía el uniforme desde el 2016, sudó bastante los colores de la monoestrellada, y pareció ser un amuleto de la suerte en la línea de los suspiros, cuando le dieron una falta antideportiva que puso a gritar a medio mundo.

El salto inicial fue para los iraníes,  que se encargaron de romper el hielo con un triple, cosa que se volvió una tendencia en la mayor parte del choque, pues tras que el juego defensivo de los puertorriqueños pareció no poder manejar la altura de los contrarios, tampoco se logró evitar el bombardeo de largo alcance en la primera parte del partido.

Huertas, que fue el primero que anotó por los boricuas, cambió los muñequitos en la remontada y terminó con 32 puntos, liderando la ofensiva boricua. Del resto de los canasteros nacionales, Gary Browne fue el único en anotar en doble figura, con 10 puntos.

Los iraníes sacaron ventaja de 14 en los primeros diez minutos, dominando con marcador 30-16 a la primera selección nacional que va a un mundial tras la partida de Jenaro "Tuto" Marchand. El segundo cuarto de Puerto Rico fue peor que el primero. La selección terminó perdiendo la primera mitad por 18, con marcador 49-31, y lanzando para 34% a media distancia y para 37% de tres puntos.

No obstante, Puerto Rico tuvo un segundo aire en el arranque de la segunda mitad. Los muchachos de Casiano reaccionaron con un 7-0 y provocaron un tiempo del cuerpo técnico de Irán, pues su ventaja se vio reducida a 11 puntos y comenzó a pitar la polea de la consistencia.

El tercer cuarto finalizó con pizarra 65-51 a favor de los iraníes, que antes del último periodo nos dominaban 39-25 en los rebotes. Cuando quedaban siete minutos para que terminara la agonía, Emilio le dijo al pueblo que la posesión que tenía Puerto Rico en ese momento era importante. Se perdía por 11, pero se había logrado un avance de 6-0.  Ahí comenzó el milagro criollo, el homenaje a Piculín Ortiz, que fue exaltado ayer al Salón de la Fama de FIBA.

En lo que por 35 minutos pareció ser la decepción más reciente para Puerto Rico en el escenario mundialista, en un abrir y cerrar de ojos se convirtió en uno de esos partidos que la memoria guarda en caja de oro.

Con 5:50 en el reloj, Ramón Clemente salió de la cancha por una aparente lesión en su tobillo izquierdo y con un evidente dolor en el orgullo. A su llegada al banquillo, a Moncho le vendaron el tobillo de inmediato. La herida provocada por la entonces pela iraní iba aliviando, a pesar de la insistencia de Hamed Haddadi y Behnam Yakhchalidehkordi, que lideraron a Irán con 22 puntos cada uno y nos dieron dolores de cabeza en la pintura.

Haddadi empató el juego a 81 con su segundo triple lechú de la jornada, con 4.4 segundos en el reloj y preparando la escena para la gesta heroica de Mojica.

Casiano usó todas sus fichas y terminaron dando pie con bola. Puerto Rico finalizó lanzando para un 46% a media distancia y para 30% de tres puntos. Y aunque Isaiah Piñeiro no apareció en la segunda mitad, hizo lo suyo en los primeros minutos, terminando con 8 puntos y 4 rebotes en su debut nacional.

El próximo compromiso de Puerto Rico, como parte de la acción del Grupo C, será el lunes, a las 8:30 de la mañana (hora de Puerto Rico).