Continúa la productividad boricua en las Grandes Ligas

Repasamos cómo van algunos boricuas en las Mayores.

Los boricuas en las Grandes Ligas siguen dando de qué hablar. Son varios los nombres que continúan poniendo el nombre de Puerto Rico en alto y, a continuación, aprovechamos para pasar revista sobre las actuaciones de algunos de ellos.

Carlos Correa

El 2018 fue un año difícil para Carlos Correa, pero en lo que va de primera mitad de torneo en las Grandes Ligas, el de Santa Isabel ha demostrado que está recuperado de las lesiones y listo para producir en grande.

Luego de 43 juegos, el campocorto de los Astros de Houston acumula .295 de promedio ofensivo, 11 jonrones y 30 carreras empujadas. Eso, sin contar los números del partido de anoche.

El año pasado, tras 43 juegos sudando el uniforme, el boricua de 24 años registraba .281 de promedio ofensivo, siete jonrones y 29 carreras remolcadas. Sin embargo, por lesiones en la espalda, sus aportaciones se vieron limitadas a solo 110 juegos y terminó con promedio de .239, con 15 cuadrangulares y 65 empujadas, sus peores números desde su debut en la liga en el 2015. Correa venía de ser convocado a su primero Juego de Estrellas (2017) y de batear para .315 de promedio.

Francisco Lindor

Otro que parece haber dejado en el paso las lesiones fue Francisco Lindor, quien se perdió unos cuantos partidos, pero ya está produciendo como de costumbre. El campocorto de los Indios de Cleveland comenzó un poco frío en el mes de abril, pero en mayo se ha soltado bateando para .314.

En 27 juegos este año, Lindor se ha ido para la calle en seis ocasiones y ha empujado 14 carreras. Asimismo, tiene promedio general de .290.

Vale la pena destacar que Lindor no es un bateador que se caracteriza por calentar motores temprano en la temporada. El año pasado, por ejemplo, en sus primeros 26 juegos, había conectado cuatro jonrones y solo había remolcado diez carreras. Igualmente, su promedio de bateo estaba en .229. Sin embargo, terminó con 38 vuelacercas y 92 empujadas, así como con promedio de .277.

José Berríos

Entre los lanzadores, José Berríos va rumbo a las diez victorias. El de los Mellizos de Minnesota sostiene marca de 6-2, con efectividad de 3.39 luego de diez aperturas. En sus primeras diez aperturas el año pasado, Berríos acumulaba 5-4, con 3.82 de efectividad.

Esta temporada, Berríos ha trabajado por espacio de 62.3 entradas y ha ponchado 60 bateadores.

Dereck Rodríguez

Uno que está teniendo un año difícil es Dereck Rodríguez. El lanzador de los Gigantes de San Francisco registra marca de 3-5 y efectividad de 5.05. Rodríguez debutó en las Mayores el año pasado, poniendo números sorprendentes que lo llevaron a ser uno de los brazos jóvenes más importantes de la Liga Nacional.

En ocho aperturas este año, Rodríguez ha trabajado 41.0 entradas, en las que ha permitido 23 carreras limpias y 17 boletos gratis. En sus primeras ocho aperturas el año pasado, el hijo de Iván “Pudge” Rodríguez contaba con marca ganadora de 4-1 y efectividad por debajo de los 3.00.

Los boricuas en las Grandes Ligas siguen dando de qué hablar. Son varios los nombres que continúan poniendo el nombre de Puerto Rico en alto y, a continuación, aprovechamos para pasar revista sobre las actuaciones de algunos de ellos.